El Día del padre: ideas para celebrarlo

¿Qué es lo que más le gusta a papá? Que le digas que le quieres todos los días, sentirse alguien muy especial para ti y ver que valores su trabajo y esfuerzo a diario. Por eso, en su día le harás aún más feliz si reúnes todas las demostraciones de cariño y le haces un pequeño homenaje.

Para hacerle ver que es una persona valiosa y fundamental para la familia, recuérdale lo mucho que le quieres y prepárale un día inolvidable con mucha imaginación y teniendo en cuenta sus gustos.

Día del padre, una celebración inolvidable para toda la familia

Día del padre

Empezar a vivir el Día del padre con buen desayuno que le saque de la rutina, hará las delicias de tu papá. Un desayuno en familia es un momento de integración, que le sacará de la rutina. Después, felicítale. Es el momento de entregarle su regalo. Cualquier cosa servirá, pero si está hecha con amor, esfuerzo y dedicación darás en el clavo.

Los dibujos, las tarjetas de felicitación, los collages de fotografías, las poesías, los últimos vídeos familiares o las manualidades hechas por vosotros le llegarán al corazón. Después, una actividad compartida, una comida deliciosa, una película por la tarde y un cuento antes de dormir pueden completar un día perfecto.

Conseguir que tu papá se sienta el mejor padre del mundo es objetivo ese día. Los niños tienen la oportunidad de hacer gala de su generosidad, simpatía y cariño hacia un papá que lo es todo para ellos. Y los padres no deben dejar pasar esta excelente oportunidad para devolverles este regalo, compartiendo y trasmitiéndoles lo que significa ser padre. ¿Cómo? Tan sólo dedicando este día por completo a los niños, olvidándose de las preocupaciones y tareas diarias. Es un buen día para crear vivencias que tanto niños como padres recordarán con el tiempo.

Los padres son 'lo más' para sus hijos y gracias a su papel cada vez más activo y participativo con los niños, pueden hacer más cosas con ellos, pasar más tiempo juntos y crear familias más unidas. Los niños se fijan mucho en los mayores e imitan a los mayores, así que muy probablemente esta experiencia sea enriquecedora para vuestra relación.

Aprovecha este gran momento para contar a tus hijos una historia entrañable, que siempre recordarán y en la que ellos eran los protagonistas. Recuérdales el día en que nacieron, cómo te enteraste de que ibas a ser papá, cómo te sentiste cuando le cogiste por primera vez en brazos y lo feliz que te hizo su llegada a casa, qué pasó el primer día que tocaron la nieve o fueron a la playa. Los niños adoran escuchar historias y cuando son el eje de la narración se sienten queridos y aceptados.

Mantén los lazos de amistad y complicidad contándoles un secreto de cuando eras pequeño como ellos. Ameniza la charla con anécdotas, historias, secretos o sueños que puedas compartir y contarles de cuándo eras pequeño. Seguro que les encanta escuchar estas cosas de su padre y saber qué sentía o pensaba cuando era pequeño como él.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com