Por qué consumir pistachos en el embarazo y en qué cantidades hacerlo

Beneficios de este fruto seco para el desarrollo de los niños

Estefanía Mata
Estefanía Mata Nutricionista Integrativa

El pistacho es uno de los frutos secos que contiene mayores beneficios y de los más singulares tanto para los niños, los adultos, las embarazadas y los abuelos. Durante los nueve meses de gestación se convierte en un alimentos que las mujeres no deberían dejar de lado. Te contamos las razones por las que debes consumir pistachos en el embarazo y en qué cantidad hacerlo. 

Beneficios de los pistachos para las embarazadas  

tomar pistachos en el embarazo

El pistacho se produce principalmente en Irán, en donde su nombre es traducido por 'pistacho sonriente' y no solo por la forma de su cáscara que emula una mueca feliz, sino porque este apreciado fruto es muy sostenible a nivel medioambiental: necesita poca agua y crece en suelos pobres, de momento, todo ventajas.

A nivel nutricional, pertenece al grupo de los frutos secos, pero dentro de este grupo, es el de menor índice calórico, debido al menor contenido en grasas y su elevado contenido en carbohidratos y proteínas. El tipo de grasas predominantes son las monoinsaturadas, como las del aceite de oliva, y bien sabido cardiosaludables. Es el segundo fruto seco después de las almendras con mayor porcentaje de proteínas, con 17,7 g de proteínas por 100 g, por lo que lo hace indicado en dietas vegetarianas.

En el momento del embarazo puede resultarnos muy útil consumir pistachos por varios motivos: 

- En primer lugar, por su elevado contenido en proteínas. Recordemos, que el contenido en proteínas en los dos primeros trimestres es primordial para el desarrollo del feto.

- Por otra parte, el pistacho es una fuente natural de vitamina E, como los aceites vegetales y otros frutos secos. Además de zinc, ambos necesarios en el embarazo, pero sobre todo en el primer trimestre. La vitamina E ayuda a la formación de tejidos y el desarrollo intelectual, y el zinc es importante para la formación del sistema reproductor del bebé. 

- Uno de los nutrientes más interesantes del pistacho es sin duda su cantidad de fibra insoluble. Nos puede resultar muy útil para mejorar el tránsito intestinal, que de forma natural se reduce considerablemente en el primer trimestre de embarazo. Recordemos que la fibra insoluble es la que ayuda a producir más 'masa fecal' y ayudar al peristaltismo o movimiento intestinal;  por ello debemos ingerir también abundante líquido, mejor tibio, por ejemplo, en una infusión.

- Otro nutriente muy destacado es, sin duda, la cantidad de aminoácido arginina que contiene. Este aminoácido tiene un papel muy importante en la regulación hormonal y la glucosa en sangre, por lo que tiene un papel destacado en la diabetes gestacional. Es especialmente relevante, si la diabetes gestacional cursa con sobrepeso, ya que la arginina ayuda a mejorar la resistencia a la insulina, aumentando la tolerancia de la glucosa.

- Además, el pistacho es especialmente rico en minerales como el calcio, hierro y magnesio. En el embarazo, sobre el quinto mes de embarazo, se produce un aumento considerable de tamaño del feto, y este aumento hace que haya una alta demanda de minerales como el hierro, pudiendo desembocar en una anemia para la madre. El consumo de alimentos con alto contenido en hierro como los pistachos es necesario.

Cómo incluir el pistacho en la dieta de los niños 

niños comiendo pistachos

Antes de conocer cómo y por qué los niños deben también tomar este alimento, hay que recordar que los frutos secos deben de ser introducidos en forma de harina mezclada con la papilla sobre el año sino hay problemas de alergias en la familia; en el caso de que sepamos que pueda haber alguna intolerancia es recomendable esperar hasta los 3 años de edad, cuando el sistema inmune esté más maduro.

El pistacho puede ser una buena opción de snack para aquellos niños con problemas de estreñimiento o para aquellos que tienen ansiedad por la comida, ya que actúa de forma de saciante. 

 

Para incluirlo en nuestra dieta, debemos recordar que la ración diaria de pistachos serían 30 g, que equivalen a unos 49 pistachos. Pero dependiendo para que lo queramos debemos consumirlo de forma diferente: para absorber sus grasas saludables, mejor con las comidas, por ejemplo, en una ensalada. Para mejorar tanto el efecto saciante, del tránsito intestinal como regulación hormonal, mejor tomarlo como snack entre horas, así como unos pocos en el desayuno.

Puedes leer más artículos similares a Por qué consumir pistachos en el embarazo y en qué cantidades hacerlo, en la categoría de Menús para embarazadas en Guiainfantil.com.