Qué comer en el primer trimestre de embarazo

Recomendaciones dietéticas para la embaraza

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

El embarazo es probablemente el momento de la vida de la mujer en el que más pendiente está, tanto de su cuerpo como de su salud. Lamentablemente, durante el primer trimestre del embarazo a veces es complicado ya que el propio cuerpo parece que ser revela ante este deseo de mantenerse saludable, sobre todo a nivel de alimentación.

Pautas de alimentación para el primer trimestre de embarazo

Dieta primer trimestre de la embarazada

Hasta un 50% de las mujeres pueden sufrir náuseas y vómitos, pudiendo ser de gravedad en ocasiones, sobre en situaciones de estrés, cansancio o ansiedad. También estos síntomas suelen ser más acusados en embarazos múltiples. Además, los antojos suelen ser más relevantes en este trimestre.

Aunque se desconoce el motivo concreto, parece que las elevadas concentraciones de gonadotropina coriónica, una hormona que la mujer produce durante las primeras semanas del embarazo, podría estar relacionada con la aparición de las náuseas. Cuando su producción se regula, y cuando la placenta comienza a funcionar a pleno rendimiento, al entrar en el segundo trimestre, las náuseas suelen desaparecer.

La dieta durante el primer trimestre está gobernada, por tanto, por el estado físico de la futura mamá, ya que cuando las náuseas son extremas, pocas recomendaciones son factibles. Aunque existen alimentos que pueden ayudar a mitigar esta desagradable sensación, no todos funcionan a todas las mujeres, y desafortunadamente, no existe ninguno que asegure la desaparición definitiva de las náuseas. Pero, ¿qué podemos comer en los primeros meses?

Alimentos recomendados en las primeras semanas de embarazo

- En general, lo más recomendable durante este trimestre, y en general durante todo el embarazo, es realizar pequeñas comidas cada poco tiempo, en lugar de dejar el estómago vacío, ya que esto aumenta la sensación de náusea. Además, el estómago lleno en exceso puede además desencadenar síntomas de ardor de estómago y gases, algo que tampoco es deseable.

- Es también muy recomendable recurrir a hidratos de carbono de absorción lenta (arroz, pastas, patatas…) ya que no solo suelen asimilarse fácilmente, sino que proporcionan energía de manera paulatina y controlada. Además, estos alimentos, sobre todo si son integrales, proporcionan vitamina B6, que se ha relacionado también con un control de la sensación de náusea. Son también ricos en vitamina B6 la carne, el pescado y el pollo, los frutos secos, y frutas como el plátano o el aguacate. 

- Los frutos secos son además altamente recomendables en la dieta de la mujer en el primer trimestre de embarazo por su contenido en ácidos grasos esenciales, necesarios para el desarrollo del feto. Adicionalmente, su contenido energético, además de su valioso contenido en micronutrientes permiten asegurar un aporte óptimo de calorías, vitaminas y minerales. 

Sin embargo, este trimestre suele ser el más complicado a la hora de mantener una dieta sana y equilibrada, por lo que no conviene obsesionarse en exceso con la alimentación. El segundo y tercer trimestre nos permitirán cuidar la dieta y asegurar un buen aporte de micronutrientes esenciales para nuestro bebé.