Hostia sin gluten para niños celiacos

Un niño celiaco no recibirá la hostia sagrada en el día de su primera comunión, porque la iglesia no le permite que comulgue con una hostia sin gluten. Los padres del niño propusieron que la comunión fuera con una hostia de maíz, proporcionada por la Asociación de Celíacos, en lugar de una elaborada con trigo, pero les negaron esa posibilidad. La familia del niño es practicante y consideran que es injusta y discriminatoria la respuesta de la iglesia.

La Primera Comunión de los niños celiacos a debate

Hostia sagrada para niños celiacos

Mí hija va hacer la Primera Comunión este año y está ilusionadísima por ello. Mí hija comulgará como los demás amigos, se vestirá especialmente para la fecha, y celebrará con su familia de este importante acontecimiento religioso. Sin embargo, no me había pasado por la cabeza qué ocurriría si ella fuera celiaca. ¿Podría comulgar como los demás?

Un niño es celiaco cuando su intestino delgado no tolera al gluten, una proteína que se encuentra en la harina de trigo, centeno, avena, etc. Me pregunto qué hacen las familias de un niño celiaco para que él comulgue en el día de su Primera Comunión, sin que él se sienta en una situación diferente ante los demás. Las últimas noticias me dicen que la iglesia católica no permite otro tipo de hostia que no sea la que está hecha con trigo.

Un niño celiaco no recibirá la hostia sagrada en el día de su Primera Comunión, porque el párroco de la Iglesia de Santiago, en Huesca, no le permite que comulgue con una hostia sin gluten. Los padres del niño propusieron que la comunión fuera con una hostia de maíz, proporcionada por la Asociación de Celíacos, en lugar de una elaborada con trigo, pero tanto el párroco como el vicario de la Diócesis de Huesca, José Antonio Satué, les negaron esa posibilidad.

María José Martín y Javier Campo, padres del niño, son creyentes practicantes y consideran que es injusta y discriminatoria la respuesta de la iglesia que les dijo que su hijo podría hacer la comunión con vino. Los padres se oponen, con todo el derecho, a que su hijo tome alcohol y alegan que su consumo está prohibido para los menores. Aún así los padres plantearon que el niño comulgara con mosto, pero el vicario les dijo que no y que tenía que ser con vino. Y me pregunto una y otra vez: ¿Qué haríamos los demás padres? ¿Y cómo se sienten los niños celiacos?

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com