El recién nacido es frágil, pero no se rompe

¿Sabías que los niños pasan más de 2.000 enfermedades en los primeros cinco años de su vida? Seguro que la cifra no te extraña. Los padres primerizos nos pasamos una buena parte de esos cinco años en la consulta del pediatra, en principio, porque todo nos asusta y, en la mayoría de las ocasiones, por desconocimiento. Sólo un 5 por ciento de todas ellas dan síntomas, por eso, es muy importante que los niños no estén en una burbuja y vayan creando sus defensas.

Buena parte de esas consultas responden a esa necesidad de seguridad que necesitamos los padres primerizos, que estamos cuidando de nuestro recién nacido. Y es que como dice el doctor Eduard Estivil, Pediatra y especialista en Neurofisiología Clínica en su último libro Pediatría con sentido común, el recién nacido es frágil, pero no se rompe.

¿Quién os ha enseñado a ser padres?

Recién nacido duerme

Sin embargo, es cierto que nadie nos enseña a ser padres. En esta sociedad, que alberga cada vez más personas con un nivel educativo alto, las dudas sobre algo tan natural como criar a un hijo son cada vez mayores. Ávidos por conseguir información que nos pueda ayudar en nuestra realidad cotidiana, los padres recurrimos a numerosos manuales que puedan aportarnos información puntual, pero es dificil encontrar un todo en uno.

Conocido por su polémico método para dormir a los bebés, Estivill es coautor de esta obra junto a colega, también pediatra, el doctor Gonzalo Pin. Además de explicar a los padres y poner remedio a las más comunes enfermedades de los niños, esta obra dedica atención especial a la crianza y a la educación de los niños en aspectos tan importantes como la alimentación y el sueño.

Estivill está convencido que la alimentación del niño en sus primeros cinco años va a determinar su calidad de vida en la edad adulta. Aplicando el sentido común en este importante apartado, el doctor Estivill subraya que los padres debemos ser conscientes del tamaño del estómago de los niños y, pretender que coman más de lo que naturalmente cabe dentro es un error, que puede dar a lugar a consecuencias no deseables como la obesidad.

Para dormir a pierna suelta desde el primer día, Estivill nos hace ser conscientes de que a dormir también aprenden los bebés y que es responsabilidad de los padres enseñar a dormir a nuestros hijos desde el primer día, de forma natural, en su cuna y estableciendo rutinas de sueño para el día y la noche.

Pero lo interesante del libro es que va un poco más allá en materia de educación abordando temas como la disciplina, los abuelos-canguro, la integración y el bullying, los hijos de diferentes relaciones, la familia monoparental, los progenitores del mismo sexo, la emigración y sus oportunidades, la pérdida y el duelo, los trastornos de la alimentación y el sexo, como punto clave de una educación saludable.

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com