Apendicitis en los niños

La cirugía abdominal de emergencia

La apendicitis es inflamación del apéndice vermicular, un pequeño órgano que se halla al principio del colon ascendente. La inflamación del mismo se produce cuando se obstruye y el contenido fecal retenido daña e infecta las paredes del apéndice.

Se caracteriza por vómitos, dolor abdominal (por lo general localizado en la parte derecha del abdomen, un poco por debajo del ombligo), y fiebre moderada. 

Síntomas de la Apendicitis en los niños

Niño con apendicitis

Los síntomas de la apendicitis varían y puede ser difícil diagnosticarla en niños pequeños, ancianos y mujeres en edad fértil.

Clásicamente, el primer síntoma es el dolor alrededor del ombligo (ver dolor abdominal). Este dolor inicialmente puede ser vago, pero cada vez se vuelve agudo y severo. Es posible que se presente pérdida del apetito, náuseas, vómitos y fiebre baja.

A medida que se incrementa la inflamación en el apéndice, el dolor tiende a irradiarse a la parte derecha inferior del abdomen y se concentra directamente sobre el apéndice en un lugar llamado el punto de McBurney.

Si se presenta ruptura del apéndice, el dolor puede disminuir brevemente y la persona puede sentirse mejor; sin embargo, una vez que la peritonitis comienza, el dolor empeora y la persona resulta más enferma.

El dolor abdominal puede empeorar al caminar o toser y es posible que la persona prefiera quedarse quieta debido a que los movimientos súbitos le causan dolor.

Los síntomas tardíos de la apendicitis en los niños

Causas de la apendicitis en los niños

La apendicitis es una de las causas más comunes de cirugía abdominal de emergencia y generalmente ocurre después de una obstrucción del apéndice por heces, un cuerpo extraño o, en raras ocasiones, por un tumor.

Tratamiento de la apendicitis en los niños

El diagnóstico, por desgracia, es esencialmente clínico y a veces resulta muy difícil, necesitando de una intervención quirúrgica. La apendicetomía es una cirugía sencilla que consiste en extirpar el apéndice, siempre que no se haya complicado con una peritonitis, una inflamación del peritoneo que aparece como consecuencia de la perforación del apéndice. 

En los casos no complicados, se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico, llamado apendicectomía , para extirpar el apéndice poco tiempo después del diagnóstico. Esta cirugía se puede realizar como un procedimiento "abierto", con incisiones quirúrgicas grandes en el abdomen o también se puede llevar a cabo como un procedimiento laparoscópico, en el que se utiliza una cámara y pequeñas incisiones.

Si la operación revela que el apéndice está normal, el cirujano lo extirpará y explorará el resto del abdomen para buscar otras causas del dolor.

Si una TC revela un absceso a partir de la ruptura del apéndice, el paciente puede ser tratado y el apéndice se puede extirpar posteriormente, después de que la infección y la inflamación hayan desaparecido.

Si el apéndice se trata antes de su ruptura, la persona probablemente se recupere rápidamente de la cirugía; sin embargo, si el apéndice se rompe antes de la operación, la recuperación será más lenta y es más probable que se presente un absceso.