Qué es la malaria y cómo afecta a los niños

Causas y consecuencias de la malaria en los niños

La malaria o paludismo es una enfermedad que afecta a niños y adultos por igual. Es una enfermedad que puede resultar mortal, pero que también se puede curar si se trata de la forma y en los tiempos correctos.

La malaria es transmitida al ser humano por la picadura de mosquitos infectados, y su área de acción suelen ser las zonas tropicales cálidas, pero también se han dado casos en climas templados. Pese a que puede parecer que es una enfermedad alejada del primer mundo, los movimientos migratorios y el cambio climático son factores que pueden alterar la ubicación de la enfermedad. En resumen, la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer la malaria. Latinoamérica, Asia y algunas zonas de Europa también se ven afectadas por la enfermedad.

La malaria en los niños puede ser una enfermedad mortal

Niño con picaduras de mosquito

Se estima que la malaria se cobra la vida de 600.000 personas al año, la mayoría de ellos niños menores de 5 años, e infecta a más de 200 millones de personas anualmente. El epicentro de la enfermedad se encuentra ubicado en Nigeria y la República Democrática del Congo en Africa, mientras que en Asia el país más afectado es la India. Aparte de los niños, las mujeres embarazadas y personas infectadas con el virus del VIH también son propensos a desarrollar la malaria de una forma crítica.

Los datos arrojan unas cifras impactantes y es que la malaria es la enfermedad que más muertes causa en niños menores de 5 años, cada día fallecen 3000 niños a causa de esta enfermedad. Pero a pesar de ser la enfermedad más mortal en el mundo, no está considerada como catástrofe de salud pública, algo que pone de manifiesto la pasividad del primer mundo para ayudar como se debe a erradicar la enfermedad.

Síntomas de la malaria en los niños 

El proceso de incubación varía según la persona afectada, pero suele durar en torno a los 15 días. El mosquito pica y transmite los parasitos a la sangre del niño infectado, estos se desplazan y se reproducen en el hígado, para después volver al torrente sanguíneo para acabar con los glóbulos rojos.

Es una enfermedad con difícil diagnóstico ya que los primeros síntomas, fiebre, que puede alcanzar los 41º centígrados, y escalofríos, son comunes a muchas enfermedades. Además suele presentarse con dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, y trastornos digestivos, como la gripe o una común diarrea.

Como proteger a los niños de la malaria

Los avances para encontrar la vacuna contra la malaria aún están en marcha. Existe una vacuna con la que se trabaja, pero no es eficaz al 100%.

El Anopheles, mosquito responsable del contagio de la malaria, solo pica de noche, por lo que se pueden tomar precauciones al respecto. La colocación de una mosquitera con repelente ha conseguido reducir las muertes por malaria en un 55% en los últimos dos año.

Además, si vas a viajar con niños a una región con un alto índice de casos de malaria sería recomendable la visita previa al pediatra para que le recete algún medicamento antipalúdico como medida de prevención.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com