Cuando vas en coche con tus hijos, ¿fumas?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

No debemos fumar ni delante ni al lado de los niños. Aparte de hacer daño a su salud, les estamos dando un mal ejemplo en cuanto a los hábitos y costumbres. Si fumas con tus hijos al lado, seguramente ellos te imitarán cuando sean mayores. Dáles buenos ejemplos a seguir para que luego no tengas motivos para quejarte.

Algunos estudios revelan que una gran cantidad de padres fuman cuando van en coche con sus hijos. Es como encerrarles en un globo y llenarlo de humos. ¿Puedes imaginar lo que pueden estar respirando estos niños cuando sus padres los llevan al colegio o durante un viaje?

La salud de los niños, lo primero

¿Fumas cuando vas en coche con tus hijos?

Siempre pensé que los niños no tienen porque respirar el humo del tabaco que fuman sus padres o quiénes estén con ellos, sea en el coche, en el salón de sus hogares o mientras ellos juegan en el parque público. Pues hace poco el Parlamento británico ha lado luz verde a la prohibición de fumar en los coches con niños, una de las leyes más restrictivas de Europa. Lo que se pretende es mejorar la salud de miles de niños ya que el humo del tabaco es 23 veces más tóxico en el interior de los vehículos que en un bar.

Los niños y los ancianos, de acuerdo con la Asociación Médica Británica (BMA), son los 'fumadores pasivos' más expuestos al cóctel tóxico que crea el humo de los cigarrillos en combinación con los productos químicos que se emplean en los interiores de los vehículos.

¿Será que los padres que fuman en presencia de sus hijos no perciben lo mal que están haciendo a ellos? Muchas veces, cuando voy de camino a mi trabajo, me cruzo con algunos padres que fuman mientras llevan a su bebé recién nacido en el cochecito. Confieso que eso me choca, primero por lo mal que debe pasar el pequeño y luego por la falta de conciencia de los padres. Pienso que es una situación incomprensible. Me parece necesaria y oportuna esta medida, aunque me queda un par de pregunta: ¿cómo será aplicada?, ¿y de qué forma será controlada? Supongo que primero se divulgarán campañas de concienciación, aunque sabemos y conocemos de sobra los efectos del humo del tabaco para los niños.

Muchas de las infecciones de pecho, de las crisis de asma y de los casos del llamado síndrome de muerte súbita, están vinculadas a la inhalación de humo procedente de los cigarrillos que fuman otros. El humo puede ser hasta treinta veces más tóxico cuando respirado en lugares cerrados. Ya va siendo hora que los padres que siguen fumando al lado de sus hijos se conciencien de que la salud de sus hijos es de su responsabilidad y competencia.