Conoce los síntomas de la Diabetes infantil

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Los médicos coinciden en que cuánto antes se diagnostique la diabetes en los niños, mejor para ellos porque puede evitar graves complicaciones y riesgos para la salud de los pequeños. Si tu hijo bebe y orina más de lo habitual, ha vuelto a mojar la cama, pierde peso y presenta visión borrosa, irritabilidad, fatiga y cansancio constantes, puede que sea diabético, aunque eso solo lo puede confirmar su médico.

Cómo detectar la diabetes en los niños

Niña con helado

La diabetes sigue siendo la segunda enfermedad crónica que más afecta a los niños. Cuatro de cada diez niños españoles, menores de 5 años, presentan cetoacidosis en el momento del diagnóstico, debido a la tardanza en la detección de la diabetes tipo 1. Esta cifra se eleva hasta seis de cada diez, en niños por debajo de los dos añitos. La Fundación para la Diabetes, junto con la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, desea mejorar la información sobre los síntomas de esta enfermedad, su control y detección.

Carmen Marín, directora de la Fundación, aconseja a que padres, profesores y profesionales sanitarios empiecen a sospechar de estar ante un niño con diabetes si el pequeño presenta:

- Sed intensa

- Necesidad de ir frecuentemente a orina

- Moja la cama o al pañal en demasía

- Cansancio y falta de ganas y de voluntad para jugar, etc.

- Irritabilidad

- Visión borrosa

- Pérdida de peso sin causa aparente

- Dolor abdominal y vómitos

Es necesario sensibilizar a todas las familias no solo sobre los síntomas de la diabetes, sino también que una vez sospechados, es importante realizar sin demora una glucemia capilar, y si ésta está alterada, remitir al niño a un centro hospitalario, ya que un retraso en el inicio del tratamiento eleva el riesgo de que el pequeño desarrolle cetoacidosis, una complicación grave de diabetes, consecuencia de la falta de insulina en el organismo, que se caracteriza por un fracaso global metabólico del niño. Sin el debido tratamiento, el niño puede entrar en coma e incluso morirse.

Si tu hijo presenta síntomas de la diabetes, en pocos segundos, en los centros de salud e incluso en las farmacias, es posible medir la glucosa en la sangre del niño en pocos segundos, tras realizar una punción en el pulpejo del dedo para obtener una gota de sangre. Si el nivel de glucosa es alto, se debe llevar al niño inmediatamente al médico.