Una esperanzadora terapia alternativa para tratar la diabetes infantil

Investigadores están estudiando una terapia con células madre para tratar la diabetes en niños

Beatriz Martínez

La diabetes era hasta hace poco una enfermedad propia de los adultos, sin embargo, la obesidad y el sedentarismo, entre otras causas, han propiciado que la diabetes infantil sea la segunda enfermedad crónica más común en los niños.

El número de niños y niñas que sufren esta enfermedad es alarmante. Por ejemplo, en España se estima que existen aproximadamente 30.000 casos de diabetes en menores de 15 años. Veamos un poco más en detalle cuáles son los síntomas de la diabetes infantil, cuál es el diagnóstico. Además, hablamos sobre unas esperanzadoras investigaciones que plantean una terapia alternativa para tratar la diabetes infantil mediante las células madre del cordón umbilical de los bebés recién nacidos.

Pequeña guía sobre la diabetes en los niños

¿Existe una terapia alternativa para tratar la diabetes infantil?

1. Tipos de diabetes

Existen dos tipos de diabetes, que también pueden afectar a los niños: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

- La diabetes tipo 1 se caracteriza por la falta de producción de insulina y, como consecuencia, se produce un aumento de la glucosa en sangre o glucemia. Según revelan varios estudios, este tipo de diabetes es fácil de evitar si el niño realiza deporte de forma regular, come sano y variado y evita el sedentarismo, por ejemplo, intentando no pasar muchas horas delante de la pantalla de un ordenador o un móvil.

- La diabetes tipo 2 es hereditaria y se da cuando las células se resisten a la acción de la insulina, la hormona que hace que la glucosa entre en las células y les de energía. Si no hay insulina, habrá exceso de glucosa en la sangre.

2. Síntomas y diagnóstico de la diabetes

Para saber si un niño tiene diabetes tipo 1 se ha de hacer un análisis en ayunas para medir los niveles de glucosa en la sangre. Para la diabetes tipo 2, se realizará una prueba de tolerancia oral a la glucosa, la cual mide la glucosa en la sangre y en la orina antes y después de beber una solución azucarada. No obstante, hay una serie de síntomas que pueden indicar que el niño sufre de diabetes tales como sed intensa, ganas frecuentes de orinar, pérdida de peso, vómitos, dolor abdominal, cansancio, debilidad y visión borrosa.

3. Tratamiento de la diabetes

En cuanto al tratamiento a seguir, va a variar según el tipo de diabetes. Para la del tipo 1, el tratamiento pasa por las inyecciones de insulina diarias con dosis personalizadas según cada caso, llevando además un control riguroso del nivel de glucosa en la sangre.

Para la diabetes tipo 2, será necesario controlar la enfermedad vigilando el índice de glucosa en la sangre, seguir una dieta adecuada y hacer deporte de forma regular.

4. Prevención de la diabetes

Como hemos dicho al principio, la diabetes tipo 2 es hereditaria, por lo que resulta muy complicado evitarla, no así en lo referente a la diabetes tipo 1, causada sobre todo por la obesidad infantil y la falta de ejercicio.

Seguir una alimentación sana, equilibrada, variada y baja en azúcares (se debe evitar en especial el azúcar refinado, moreno, cristal y de miel), tomando en su lugar el azúcar presente de forma natural en pastas y frutas, así como hacer deporte de forma regular y, por tanto, evitar la vida sedentaria, da grandes resultados para evitar este tipo de enfermedades.

¿Existe una terapia alternativa para tratar la diabetes infantil?

Esta es una pregunta que cada vez más padres y madres se hacen. La respuesta, según indican recientes estudios científicos, viene de la mano de las células madre. Las células madre pueden llegar a ser las  productoras de insulina y controlar así el azúcar en la sangre, según datos que da a conocer el equipo de investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis (EE.UU.).

La ciencia lleva ya un tiempo tratando de saber si mediante las células madre extraídas de la sangre del cordón umbilical del recién nacido se puede regular los niveles de azúcar de los pacientes con diabetes. Las células beta con las que habían trabajado hasta este momento eran capaces de segregar insulina, pero no de hacerlo en la cantidad ni en el momento adecuados. Sin embargo, con el nuevo avance, este equipo de investigadores ha dado con la solución para hacer que estas células secreten la insulina justa que corresponde a los niveles de glucosa.

Así lo explica Herrera, otro investigador centrado en el estudio de las células madre para tratar la diabetes: “el páncreas adulto de ratón tiene la capacidad de regenerar parcialmente células beta (productoras de insulina) después de haberlas perdido casi por completo (como en un niño diabético). Esto en sí ya es sorprendente”.

Las investigaciones aún están en fase inicial, pero hay que señalar que los científicos se muestran optimistas al respecto por los resultados obtenidos, los cuales ofrecen la posibilidad de un tratamiento seguro y eficaz contra la diabetes infantil.

Puedes leer más artículos similares a Una esperanzadora terapia alternativa para tratar la diabetes infantil, en la categoría de Diabetes en Guiainfantil.com.