Los platos de Navidad que huelen a infancia

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Se acercan las fiestas navideñas y los colores así como los olores se acentúan y se esparcen por toda la casa, en muchos hogares. Y me acordé de las magias culinarias que hacía mi madre en su cocina cuando éramos pequeños. ¿A qué huele la cocina de tu casa o de la casa de tu madre o abuela por Navidad?

A qué huele la Navidad para los niños

Niños hacen dulce Navidad

Desde muy pequeña a mi hija le encanta hacer experimentos culinarios. Y mira por donde que, desde que empezó el mes de Diciembre, por lo menos una tarde en los fines de semana nos dedicamos a hacer, entre risas y gozo, alguna receta especial. El último fin de semana, por ejemplo, hemos probado hacer pan de leche casero, una receta que me pasó una compañera de trabajo. ¡¡Nos ha quedado buenísimo!! Mucho mejor de los que compramos en el supermercado.

Otro día nos hemos dedicado a hacer un bizcocho de calabaza. ¡Todo un experimento! Hemos alterado la receta poniendo trocitos de chocolate y algo de canela y, ¡madre mía!, nos ha salido un bizcocho maravilloso, del que no ha sobrado ni migas.

En casa de mi madre, la Navidad huele a bizcochos. A bizcocho de naranja, de chocolate... mientras en casa de mi abuela, olía a empanadillas de carne, de queso... ¡hummm! Acabo de abrir el álbum de los recuerdos de olores de comida. Ojalá pudiéramos comer los recuerdos, ¿verdad?