Pan de leche casero. Receta de desayuno para niños

Cómo hacer pan de leche en casa para la merienda de los niños

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

El pan de leche es un pan suave, tierno, blandito... y muy demandado por los niños, en el desayuno o en la merienda. Además, es un pan versátil ya que es perfecto para combinar con cualquier tipo de relleno. GuiaInfantil.com ha elaborado esta receta y la verdad es que no hay secretos.

Al final, hemos combinado los panes, probando cortarlo por la mitad y rellenarlo con Nocilla o Nutella, con jamón y queso, con trocitos de chocolate, y luego 10 segunditos en el microondas y ya está. Nuestro panes, como podrás comprobar en la foto, han quedado ricos, ricos.

Ingredientes:

  • 1/2 Kg. de harina de fuerza
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas (sopera) llenas de mantequilla o margarina
  • 25 gr. de levadura fresca de panadería
  • 1/4 litro de leche
  • 2 cucharadas (sopera) de miel
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar Pan de leche casero paso a paso:

1- En un bol, mezclar primero la levadura (desmenuzándola antes) con la harina (tamizada).

2- Agregar el huevo y mezclar.

3- Añadir la leche (si posible algo templada) y mezclar.

4- Enseguida añadir el azúcar, la  miel y sal, y mezclar bien.

5- Por último, agregar la mantequilla. Trabajar la masa con las manos de 15 a 20 minutos, aproximadamente, hasta que la masa esté suave y empiece a despegarse de las manos..

6- Formar una bola con la masa y dejar que repone en un bol, algo enharinado, tapada con un paño, durante unas 2 horitas o hasta que la masa se duplique de tamaño.

7- Pasado este tiempo, sacar la masa del bol, aplastarla con los dedos y cortarla en 16 trozos. Cada trocito será un bollo o pan.

8- Extender cada trozo de la masa con un rodillo en una encimera algo enharinada, con forma de retángulo y con 1 cm. de espesor. En uno de los lados, hacer 3 cortes longitudinales, como si fueran 'flequillos'.

9- Enrollar la masa en dirección a las tiras y disponerlas sobre la parte de arriba de cada pan, terminando por abajo del mismo.

10- Disponer los panes de leche (con 2 o 3 cm de distancia entre uno y otro) sobre papel vegetal en una rejilla de horno, pincelarlos con un poquito de leche, y dejar que reposen por unos 20 o 30 minutos. Mientras tanto, precalentar el horno a 180 grados.

11- Llevar la rejilla con los panes al horno para asar de 10 a 15 minutos, conservando la misma temperatura, hasta que tengan un color dorado. Retirar los panes del horno y dejar reposar algunos minutos antes de consumirlos.

No tendrás que esperar mucho porque el aroma del pan se extenderá por toda la casa y los niños vendrán corriendo para desayunar o merendar. Ya verás...