Cómo combatir el cáncer de piel desde la infancia

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

El 13 de junio se celebra el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de prevenir esta enfermedad desde la infancia y, de forma especial, sensibilizar a los adolescentes, ya que suelen tomar el sol sin precaución y de forma bastante despreocupada.

Cada año se diagnostican entre dos y tres millones de casos de tumores cutáneos no melanoma en el mundo y se estima que una de cada seis personas desarrollará algún tipo de cáncer de piel a lo largo de su vida. 

Proteger a los niños del sol

Prevenir el cáncer de piel

Cada año se presenta alguna campaña europea para luchar contra el cáncer de piel. Para ello, se cuenta con dos armas fundamentales: la prevención y la detección precoz. En 2014, por ejemplo, el lema de la campaña era 'el cáncer de piel tiene muchas caras, su prevención y tratamiento, también'.

Sin embargo, un foco de atención para los padres han de ser los niños, ya que su delicada piel puede ser objeto de severas quemaduras si no se aplican las medidas de protección solar necesarias. Además, el cáncer de piel o el melanoma es una enfermedad que hay que combatir desde edades tempranas. 

Medidas de prevención del cáncer de piel en niños

- Extremar las medidas de protección para los niños usando de forma regular proteción solar con un factor +30. Hay que aplicarlo antes de salir de casa, y repetir frecuentemente la aplicación si el niño está en la playa o la piscina.

- Cubrir la delicada piel del niño con camiseta, gorra e incluso gafas homologadas.

- No exponer al niño al sol en las horas centrales del día: entre las 12 y las 16 horas.

Medidas de detección precoz del cáncer de piel

Si la prevención ha fallado, todavía hay una segunda manera de combatir al cáncer y es detectarlo de forma precoz:

- Si hay un lunar en la piel que ha cambiado de forma, tamaño o color, es necesario acudir a la consulta de dermatología.

- Si hay lunares que son diferentes al resto o tienen un tacto áspero.

- El lunar tiene varios colores, pica o incluso sangra.