Tratamiento farmacológico contra la enuresis infantil

Remedios que pueden curar la enuresis en los niños

La enuresis es la incapacidad para controlar la orina en niños a partir de los 4 o 6 años de edad, provocado por una inmadurez del sistema urinario. El tratamiento farmacológico contra la enuresis infantil tienen como objetivo reducir la producción nocturna de la orina, para lo cual se emplean junto a una restricción de líquidos, la utilización de diuréticos durante el día y un control en la dieta.

La enuresis puede ser diurna o nocturna, y suele ser más frecuente en niñas que en varones. Aunque la inmadurez del sistema urinario es algo que se resuelve con el tiempo, suele tener repercusiones en la conducta de los niños, provocando que vea resentida su autoestima, produciendo un gran sentimiento de culpabilidad y vergüenza en los niños. En estos casos en los que este problema puede crear tantas inseguridades al niño y puede resultar un problema para ellos, es mejor iniciar un tratamiento farmacológico para controlar los escapes.

Cuáles son los tratamiento farmatológico contra la enuresis más comunes

tratamiento farmacológico enuresis niños

Uno de los tratamientos más utilizados es la desmopresina. Su resultado es positivo en el 70 por ciento de los casos, en los que se consigue curar la enfermedad. Sus componentes tienen propiedades antidiuréticas, lo que el niño percibe con una menor sensación de hacer pis y apenas tiene efectos secundarios, siendo estos leves y transitorios como dolores de cabeza, náuseas... La respuesta al tratamiento es prácticamente inmediata y tiene gran tolerabilidad.

También están los anticolinérgicos como la tolterodina. Muy efectivo en los casos en los que la enuresis presenta hiperactividad vesical nocturna, que supone un 30 por ciento de los casos de enuresis infantil. Su principal indicación es la vejiga hiperactiva, es decir, la vejiga que suele tener poca capacidad de retención.

Otro de los tratamientos, aunque menos utilizado, son los antidepresivos tricíclicos (Imipramina), que tan sólo los mencionaremos porque su uso está muy restringido en la actualidad.

Aún con todo, hay que recordar que no todos los niños con enuresis requieren tratamientos de este tipo, y será el médico pediatra quien, convenientemente, informe a los padres del niño en cuestión sobre el tratamiento más adecuado a seguir.

Existen otros tratamientos alternativos más naturales aunque con resultados más lentos o discutidos. Si el caso de tu hijo no es muy grave puede que estos tratamientos, basado en hierbas medicinales y homeopatía, pueda conseguir buenos resultados con el problema de la enuresis.

Fuente consultada:
- Asociación de Familiares y Pacientes con Enuresis.