Un escondrijo perfecto para los niños

Un escondrijo perfecto para los niños

Una caja de cartón puede convertirse en un escondrijo, en un refugio estupendo para los niños. No siempre es fácil “desaparecer” cuando se juega al escondrijo. Con apenas una caja de cartón, sin más, se puede montar esta pequeña “cueva” o “pozo” para esconderse uno.