Prevención de accidentes

Los accidentes de los niños en el coche o auto. Cómo los padres pueden evitarlos

Los accidentes de tráfico son la principal causa de mortalidad infantil. Las estadísticas ofrecen algunas cifras estremecedoras. Durante los últimos años los niños españoles han sufrido cerca de medio millón de accidentes, algunos de ellos con consecuencias mortales. La situación alerta más, si se tiene en cuenta que muchos de ellos podrían haberse evitado perfectamente. Según la Asociación Española de Pediatría, entre 1998 y 2006, más de 1.300 niños perdieron la vida en accidente de tráfico. En 2008, según datos de la Dirección General de Tráfico(DGT), 84 menores de 14 años perdieron la vida en la carretera, 591 resultaron heridos graves y 4.717 sufrieron lesiones leves.

Accidentes más comunes entre los niños

Prevención de accidentes infantiles

En 2009, según datos de la DGT, el mayor número de muertos entre 0 y 14 años se produjeron en España cuando los niños eran pasajeros de vehículos. No obstante, en el 2010, según datos generales de la Dirección General de Tráfico, se registraron 1.730 víctimas mortales, de los cuales, el 3% eran menores de 14 años. Ello supone una reducción del 9,1% de víctimas mortales y un 44% menos de muertes registradas entre los menores de 14 años. La evolución de la seguridad vial infantil durante los últimos veinte años (1990-2009) en España, es alentadora, ya que por primera vez el número de niños (0-14 años) fallecidos a consecuencia de accidentes de tráfico se ha reducido, en concreto, un 80 % menos.

Uno de los factores que ha desencadenado este descenso es el uso de la sillas de seguridad en el coche. Aún así, todavía, hay una cifra alarmante de niños que no utilizan los sistemas de seguridadnecesarios para su protección en el automóvil. No en vano, todavía hay una cifra alarmante sobre la cantidad de niños que todavía viajan sin las medidas de seguridad de necesarias.

Accidentes que ocurren con mayor frecuencia

1- Accidentes de tráfico
Los incidentes cuyo desenlace provocan una mayor mortalidad infantil, son los accidentes de tráfico, ya sea como consecuencia de atropellos o de colisión. Cada cuatro días un niño pierde la vida en un accidente de tráfico. La Asociación Española de Pediatría señala la muerte en la carretera, como la primera causa de mortalidad en niños de 4 años, la segunda en menores de 2 años y la cuarta en bebés de 1 año.

2- Asfixias o atragantamientos infantiles
Le siguen las asfixias, ya sea bajo el agua o producida por objetos diversos (elementos de pequeño tamaño que se tragan, bolsas de plástico, cordones en el cuello).

3- Caídas de los niños
El tercer puesto en el trágico ranking lo ocupan las caídas, particularmente desde ventanas o terrazas desprotegidas, así como desde los árboles. En cuanto a su frecuencia, los enemigos más frecuentes de los niños son las caídas, causa del 40% de los accidentes. Seguida de cerca, aparecen las intoxicaciones, en particular las derivadas de productos de limpieza y medicamentos. Este oscuro panorama podría ser menos deprimente si se ponen en práctica algunas medidas de seguridad.

Accidentes en el hogar

Las estadísticas también demuestran que es en los hogares, donde niños y niñas de hasta 4 años, sufren los accidentes en mayor medida. Los más frecuentes son las caídas, los golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos. En la actualidad, los niños crecen rodeados de fuentes de peligro que hace unas décadas no existían y con frecuencia pasan mucho tiempo solos o con escasa vigilancia. A partir de los 4 años, los niños y las niñas sufren la mayor parte de los accidentes en la calle o en la escuela. Suelen producirse durante los juegos, la práctica de deporte y en el tráfico. Pero, la inmensa mayoría de los accidentes infantiles se puede prevenir. Los padres y los educadores tienen un papel fundamental en ello.