4 juegos caseros movidos para mejorar el autocontrol de los niños

Ideas de actividades lúdicas para que tus hijos aprendan a gestionar sus impulsos y a controlar su emociones

Adriana Méndez
Adriana Méndez Escritora y redactora
Revisado por Silvia Álava Sordo, Psicóloga, el

El juego es esencial en la vida de cada niño, porque es la mejor forma para que aprenda y adquiera las distintas habilidades que necesitan desarrollar según van creciendo. Por ello, los expertos bien sabemos que las actividades lúdicas son una gran recurso para invitar a los niños a aprender o cambiar su conducta. En este caso, te proponemos algunos juegos caseros con los que podemos trabajar y mejorar el autocontrol de los niños para que sepan gestionar sus impulsos.

Mejorar el autocontrol de los impulsos de los niños

El autocontrol de los impulsos de los niños

Cualquier persona puede decidir lo que quiere hacer, en lugar de dejarse llevar por sus impulsos y lidiar con consecuencias graves. Lo mismo sucede con los niños, ayudarles a dominar sus acciones, los lleva a tener un manejo adecuado de emociones y proponerse objetivos que quieran cumplir. El autocontrol es algo que los niños deben ir aprendiendo, por lo que no podemos esperar que ya sepan hacerlo si no les hemos enseñado.

Además, el autocontrol es un factor que determina el éxito en la vida; cuando los niños consiguen tener un control de sus impulsos son más capaces de conquistar metas de una forma más sencilla. Esto puede ser aplicado no solo en el hogar sino también en sus escuelas o en cualquier otro ámbito de su vida diaria.

Pero sobre todo, enseña a los niños a discernir entre las cosas buenas y malas para ellos, por lo que son capaces, en la adolescencia y edad adulta, a rechazar algún tipo de consumo nocivo, alejarse de personas que no les conviene, cuidarse de situaciones peligrosas y colocar límites para ellos y para los demás.

¿Por dónde empieza a desarrollarse el autocontrol infantil?

Enseñar a los niños a gestionar sus impulsos

Aunque pueda parecer una acción completamente cerebral, la verdad es que los niños comienzan a adquirir autocontrol a través de su cuerpo. Los juegos caseros les enseñan a tener una conciencia y dominio corporal sobre los movimientos de sus extremidades; el primer paso para aprender a autocontrolar sus impulsos y sus propios movimientos.

De esta manera, lo primero que hay que hacer es estimular la motricidad infantil, incluyendo la dirección que nuestro cerebro da sobre la velocidad y el ritmo de nuestro cuerpo. Uno de los beneficios que obtienen los niños es que pueden aplicar su autonomía en la interacción social con otros niños, teniendo un fuerte apoyo para las relaciones sociales. Esto, poco a poco, ayudará a fortalecer su personalidad e individualidad.

Juegos caseros movidos para trabajar el autocontrol de tus hijos

Juegos caseros de autocontrol para niños

A continuación te proponemos algunos juegos caseros movidos con los que podemos empezar a trabajar el autocontrol de los impulsos de los niños. Cada dinámica va a variar dependiendo de lo que necesites enseñarle a tu niño o niña, pero todos deben ir enfocados en el control de los movimientos corporales. Algunos ejemplos son:

1. Juegos de carreras
No necesita ser el típico juego de carros de carreras, sino que puedes utilizar animales como ejemplo y así, practicar diversos movimientos, fuerza y velocidad. Por ejemplo, diles a los niños que tiene que ir rápido como una liebre, lento como tortugas o saltando como ranas. De esta forma el cerebro de los pequeños comienza a guiar sobre lo que su cuerpecito tiene que hacer.

2. Juegos para el equilibrio
Dibuja una línea muy delgada en el piso con una tiza o usad un cordón fino estirado sobre el suelo. Imaginad que sois son artistas de circo que debéis cruzar esa línea sin caerse. Esto generando una reflexión en los niños acerca de cómo están moviendo su cuerpo al tiempo que mejoran el equilibrio. Al tener que realizar este juego casero con mucho cuidado, estaremos trabajando el autocontrol (pues los niños tienen que contener sus impulsos a salir corriendo para cumplir su objetivo de cruzar por la cuerda floja).

El juego casero del autocontrol para los niños

3. El juego de las sillas
Con el juego de las sillas musicales, la idea es ir bailando alrededor de las sillas y cuando la música se detenga buscar una silla libre para sentarse. Este es un juego movido pero también mental, ya que, una vez que se ha trabajado el control corporal es necesario trabajar el control cognitivo y para ello, las tareas de inhibición son ideales. Con esto nos referimos a comenzar una tarea y luego detenernos para empezar algo nuevo.

Como variante, podemos probar el juego del Stop musical. Este es parecido a la actividad anterior, pero en lugar de bailar alrededor de las sillas y buscar una libre cuando la música se detenga, los niños bailan de forma libre y deben congelarse como estatuas una vez que deja de sonar la canción. Esto facilita a tus hijos a tener un mejor empleo de sus reflejos, pues irán tardando más en detenerse cuando empiezan a jugar, hasta que logren parar con el silencio. Una forma muy divertida para trabajar el autocontrol de los niños.

4. Juegos go - no go
Estos juegos caseros, conocidos popularmente como go - no go, se basan en hacer lo contrario a la instrucción dada por una persona. Por ejemplo, si esa persona da un golpe en la mesa, entonces los niños deben dar dos y si la persona da dos golpes, entonces los pequeños dan uno solo. O al mostrar una foto de un gato, los niños deben decir 'perro' y viceversa. Lo que se pone a prueba en este juego es detener la respuesta automática (e impulsiva) hacia lo que están viendo y en su lugar, hacer otra acción diferente.

Como pudiste ver, los juegos caseros deben ser movidos, dinámicos y atractivos para que tus niños desean jugar, mientras al mismo tiempo están adquiriendo valiosas habilidades de autocontrol que serán de gran utilidad en su adolescencia y adultez.

Puedes leer más artículos similares a 4 juegos caseros movidos para mejorar el autocontrol de los niños, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: