18 preguntas para enseñar a tus hijos a pensar y a no ser tan impulsivos

Metacognición para niños: aprender a pensar

Alba Caraballo
Alba Caraballo Directora de contenidos

¿Sabes qué es la metacognición? Es el conocimiento del propio conocimiento, es decir, ser consciente de cualquier tipo de tarea relacionada con la memoria, la atención, la organización mental, el pensamiento...  

Muchas veces los niños no son capaces de analizar, reflexionar, de pensar antes de actuar... Son impulsivos e irreflexivos, por ello es importante que nosotros como padres les ayudemos. Estas son 18 preguntas para enseñar a tus hijos a pensar a y no ser tan impulsivos. 

Metacognición en la educación de los niños

Preguntas para enseñar a los niños a pensar

Los niños, en general, son impulsivos, les cuesta analizar las consecuencias de sus actos y se lanzan al vacío casi sin mirar. No piensan, actúan.

Sin embargo, aprender a razonar y pensar en la infancia es muy importante, no solo para frenar esa impulsividad que puede llevarles a cometer errores, sino también para que aquello que realicen tengan mucho más éxito. 

En definitiva, no sólo es importante que el niño saque buenas notas; no solo es importante que sepa memorizar o que sea bueno realizando operaciones matemáticas. Lo más importante de todo es que aprenda a organizar todos los conocimientos que va adquiriendo, que sepa almacenarlos, jerarquizarlos y priorizarlos. Y sí, a esto también se aprende.

Esta capacidad de adquirir conocimiento del propio conocimiento se conoce como metacognición y en ella está implicada la reflexión, la colaboración, el razonamiento  o la autorreflexión.

Cómo enseñar a los niños a pensar y a no ser tan irreflexivos

Parece complicado enseñar al niño todas estas habilidades, sin embargo, hay ciertas actividades o ejercicios que podemos realizar con ellos y que ayudan a nuestros hijos a pensar y a no ser tan impulsivos.

En Guiainfantil.com te planteamos una serie de preguntas para que los niños puedan aprender a pensar: 

Preguntas para ayudar al niño a reflexionar

  1. ¿Qué piensas de lo que he dicho (u otra persona ha dicho)?
  2. ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo con lo que se ha dicho?
  3. Si estás de acuerdo, ¿puedes decir algo más que apoye esa idea?
  4. Si estás en desacuerdo, explica por qué.

Preguntas para ayudar al niño a razonar

  1. ¿Por qué crees que esto funciona (puede ser la tablet, un coche teledirigido...)?
  2. Esto que has dicho.... ¿por qué crees que es verdad?
  3. ¿Puedes demostrar de alguna manera que eso es así?
  4. ¿Serías capaz de argumentar en contra? 

Preguntas para ayudar al niño a analizar

  1. Dime las diferencias y similitudes. (puedes mostrarle una fruta y una verdura; un bolígrafo y un lápiz)
  2. Qué ejemplos de cosas iguales puedes darme.
  3. Qué ejemplos de cosas diferentes puedes darme.

Preguntas de autorreflexión personal: 

Para hacer preguntas que les ayuden a ser más reflexivos o analíticos podemos utilizar cosas del día a día, desde los deberes que están haciendo a las ideas que exponen sobre cualquier tema. Incluso, podemos ver una película con ellos y después iniciar este debate, que les ayudará a reflexionar sobre sí mismos: 

  1. ¿Te recordó a ti alguno de los personajes?
  2. ¿Por qué?
  3. Si fueras ese personaje, ¿cambiarías la historia de alguna manera?
  4. ¿Hubo algo que te sorprendió o confundió sobre los personajes o la historia?, ¿qué?
  5. ¿Crees que la historia intenta transmitir algún mensaje?,  ¿cuál?
  6. ¿Te ha enseñado algo a ti?
  7. ¿Cambiarías el final de la historia?