Qué papel tienen los padrinos de los niños

Qué función tienen los padrinos de un niño en la familia

Los padrinos son una figura relevante en la vida de los niños en algunas religiones. En todas ellas los padrinos asumen el papel de protección y guía de los pequeños en unos u otros aspectos.

La relación de los padrinos con el niño según el cristianismo

Los padrinos del niño

Así en el cristianismo los padrinos cobran una gran importancia en la ceremonia del bautismo donde se convierten en los responsables de garantizar la educación espiritual de los pequeños que reciben este sacramento.

No todo el mundo puede ser padrino en un bautizo. Hay una serie de requisitos que cumplir. Entre ellos: debe ser mayor de 16 años, haber recibido la confirmación y no ser ni el padre ni la madre del bebé que se bautiza.

Tradicionalmente la figura de los padrinos en el cristianismo la ejercían los abuelos de los niños siendo el abuelo paterno y la abuela materna los padrinos elegidos para el primer hijo y al contrario en el caso de un segundo hijo. A partir del tercer hijo solían ejercer este papel los hermanos o hermanas de los padres del niño.

En la actualidad es cada vez más común que el papel de los padrinos lo ejerzan los amigos más cercanos de los padres de los niños.

Los padrinos en el cristianismo deben estar siempre presentes en la vida del niño desde la infancia y acompañarles en los momentos importantes de su vida, convirtiéndose en consejeros espirituales.

La labor de los padrinos con los niños en el judaísmo

En el judaísmo el Brit Milah, o circuncisión es la presentación del niño ante la comunidad judía, la unión con su pasado y con su futuro en esta religión. Se realiza el octavo día después del nacimiento en bebés que tienen más de 2.5 kilos de peso.

Este acto cuenta con la figura imprescindible de un padrino, una madrina, y un sandez (la persona que sostiene al bebé durante la intervención). En este caso los padrinos son una parte fundamental de este acto aunque posteriormente su papel no es tan relevante como en el caso del cristianismo. Ya que en el caso del judaísmo son los padres y familiares cercanos los responsables de profesar los dogmas de esta religión en la vida de los niños, y no así tan definidamente los padrinos.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com