Los piojos, una amenaza en los campamentos infantiles

Cómo tratar el contagio de piojos en campamentos para niños

El verano es la estación perfecta para que tus hijos sufran pediculosis o, lo que es lo mismo, se contagien de piojos. Poco se puede hacer por su prevención, así que lo mejor es estar preparados y saber cómo tratar el problema. Si bien los piojos se pueden presentar en cualquier época del año, el calor del verano les hace sentirse más cómodos y los campamentos infantiles suelen reunir las características para que la pediculosis se convierta en epidemia.

Los campamentos infantiles son una de las mejores opciones para mantener a nuestros niños activos y ocupados durante las vacaciones de verano. Una forma de compaginar el aprendizaje y la diversión que a los niños les encanta. Pero estos campamentos infantiles tienen una amenaza casi inevitable: los piojos.

Los piojos en los campamentos infantiles

Niña rascándose la cabeza

Es hora de desterrar la creencia de que los piojos solo aparecen en niños de clases desfavorecidas o en hogares donde no prestan mucha atención a la higiene. El calor del verano y los campamentos infantiles hacen que la infesta de piojos se democratice y afecte a cualquier niño o monitor. Tampoco podemos tomarnos los piojos como algo de lo que avergonzarse. Contagiarse de piojos es inevitable para cualquier niño.

Especialmente fácil resulta contagiarse de piojos en los campamentos de verano, ya que los niños a menudo duermen juntos, comparten toallas o gorros y practican juegos donde el contacto es permanente. Los piojos pasan fácilmente de una cabeza a otra y allí ponen sus huevos o liendres criándose más cómodamente gracias al calor. En el momento en que uno de los niños del campamento empieza a quejarse de picores en la cabeza, el contagio a todo el campamento es la norma.

Cómo tratar los piojos en los campamentos infantiles

En alguna ocasión hemos escuchado la noticia de algún campamento infantil que ha cerrado por una epidemia de piojos, los niños se han quedado sin disfrutar del verano y los padres se han encontrado con que no saben cómo tratar los piojos. No hay de qué preocuparse porque contagiarse de piojos no es un drama, pero sí hay que eliminarlos cuanto antes, ¿cómo?

- El primer paso es rociar todo el cabello con una loción antipiojos y dejarla actuar unas 4 horas.

- Aunque muchas personas colocan una toalla en la cabeza del niño, lo mejor es dejar la cabeza al descubierto o taparla con un gorro de plástico porque la toalla podría absorber el producto y perdería sus propiedades antiparasitarias.

- Pasadas esas 4 horas, se lava el pelo del niño de la forma habitual.

- De esta manera los piojos están eliminados, pero no las liendres. Las liendres hay que quitarlas del pelo con un peine con púas y para facilitar la tarea el mejor truco es enjuagar el pelo del niño con agua y vinagre.

Ahora sí, el niño está libre de piojos y liendres, pero para asegurarnos de que la pediculosis del campamento infantil no llegue a nuestro hogar habrá que desinfectar todos los accesorios del pelo, incluido el peine, así como lavar con agua caliente la ropa y las toallas.