Roscón de Reyes para niños celiacos

Qué difícil para una madre tener que decir a su hijo que él no puede comer eso o aquello, ¿verdad? Eso pasa muchas veces en las familias que tienen un niño celiaco. Todo lo que está bueno contiene harina con gluten y, aunque el pequeño esté concienciado de que no puede comer todo lo que le apetezca, debe ser muy duro para él no poder comer, por ejemplo, el roscón de reyes, ¡con lo bueno que está!

Cómo hacer un roscón de reyes para niños celiacos

Roscón de reyes para niños celiacos

Sin embargo, como para todo hay una solución, aquí tienes una receta de roscón de reyes orientada a niños con alergia o intolerancia al gluten. Si tu hijo hasta hoy no ha tenido la oportunidad de degustar de un exquisito roscón, sin correr ningún tipo de riesgo y sin salir de su dieta, estos días podrá probarlo y ojalá encuentre él una sorpresita. ¡Vaya regalo de reyes! La recetaque presentamos es muy sencilla y fácil de preparar. ¡Manos a la obra!

Ingredientes:

- 400 gr de harina PROCELI

- 130 gr de azúcar glass

- 125 ml de leche

- 40 ml de aceite de oliva virgen

- 2 huevos

- La ralladura de un limón

- La ralladura de una naranja

- Zumo de una naranja

- 40 gr de levadura prensada

- 1 cucharada de agua de azahar

- Una pizca de sal

- Frutas escarchadas (sin gluten)

Preparación:

1. Rallar la piel del limón y de la naranja y mezclarlo con el zumo de naranja, el aceite y la leche.

2. Cuando esté bien mezclado, añadir los huevos y batir todo muy bien.

3. Luego, añadir la levadura, el azúcar y la harina.

4. Mezclar todo hasta que consigas una masa uniforme. Tapar y reservar la masa por aproximadamente una hora para que se doble de volumen.

5. Cuando veas que la masa haya aumentado de volumen, será la hora de darle la forma al roscón, como si fuera una corona o un anillo. Si quieres, puedes añadir unas cuantas figuritas de sorpresa envueltas en papel de aluminio.

6. Enseguida, batir un huevo y pasarlo con la ayuda de un pincel por encima del roscón.

7. Añadir las frutas y ponerle azúcar humedecida por encima.

8. Tapar el roscón y reservarlo, y cuando veas que ha doblado de volumen, introducirlo en el horno preaquecido a 200ºC, por 30 minutos o hasta que veas que tiene color.

Ahora solo quedará a tu hijo esperar el momento para disfrutar del roscón en família y con los amiguitos.

¡Buen apetito!