Cómo aliviar los picores provocados por la dermatitis infantil

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Mi hija empezó a presentar síntomas de la dermatitis cuando tenía apenas un añito. Las irritaciones y los picores empezaron primero por su cuello. Ella se rascaba de día, de noche y a veces se hacía mucho daño. Al principio pensé que era algo puntual, que podría ser una alergia a algo que habría comido ella, pero la cosa fue a más. Del cuello, los escozores empezaron también por la parte interior de los codos y de las rodillas. Nos hemos pasado muy mal las dos.

Como a mi hija no le pasaba la irritación, la llevé al pediatra que no tardó en diagnosticar las molestias como dermatitis atópica. Lo primero que nos dijo es que la dermatitis atópica, también conocida como eczema, no tiene cura. Se puede controlar e incluso evitar que los brotes sigan molestando e irritando la piel de los niños, pero que no había nada, ninguna medicina que la curara. De hecho, al buscar más información supe que esta enfermedad afecta hasta el 20 por ciento de los niños en edad escolar.

Consejos para evitar que los bebés se rasquen la piel

Alivio para la dermatitis infantil

Lo primero que me recomendó la pediatra de mi hija fue que yo mantuviera siempre cortas las uñas de la niña, porque al rascar la zona afectada, ella podría hacerse mucho daño y provocar incluso infecciones. Luego, me aconsejó que hidratara al máximo la piel de mi pequeña, que evitara el sudor excesivo y los baños muy prolongados o con agua muy caliente. Seguí a la rajatabla lo que me aconsejó la pediatra y la verdad es que aliviaba bastante los efectos de la dermatitis a mi hija. Los eccemas estuvieron aparcados en la piel de mi hija por un poco más de un año. ¡Pero luego regresaron!

Utilicé polvos antisépticos, puse guantes a mi pequeña mientras dormía por las noches para evitar que se rascara, vigilé su alimentación, quité todas las etiquetas de las ropas que llevaba ella y sólo le compraba ropa hecha de puro algodón, hasta que un día, hablando con una vecina, ella me aconsejó que eliminara el jabón para bañar a mi hija. Me fui a la farmacia y compré una loción para el baño, sin jabón y sin alcohol. Es increíble, pero eso fue lo que hizo con que mi hija diera adiós a la dermatitis. Después de dos semanas utilizando la loción la piel de mi pequeña ha dejado de picar y de presentar irritaciones. ¡Qué alegría, qué tranquilidad!

Los niños son únicos también en la cura de las enfermedades. Por eso es tan importante que el tratamiento sea prescrito por el médico, según los síntomas que tenga cada niño. Muchas de las recomendaciones que me pasó la pediatra de mi hija están reflejadas ahora en el Decálogo para el control de la dermatitis atópica, realizado por cinco expertos internacionales en el tema y la Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica (ADEA). Si tu hijo presenta eczemas en la piel, vale la pena conocerlo. ¡Suerte!