Fábula del Lobo, la madre y el niño. Fábula para niños de Esopo

Una fábula sobre hacer lo contrario de lo que se piensa

Guiainfantil.com

Las fábulas de Esopo son una buena manera de enseñar valores a los niños. 

Con la fábula del Lobo, la madre y el niño, podemos enseñar a los niños que la manera de actuar muchas veces contradice lo que pensamos o lo que decimos, por eso no debemos fiarnos mucho de lo que se dice, sino solo de los hechos.

Fábula para niños de Esopo. El lobo, la madre y el niño

El lobo, la madre y el niño. Fábula para niños de Esopo

Un lobo hambriento vagaba en busca de comida cuando llegó a una cabaña.

Dentro había un niño que lloraba y una madre que, mientras lo acunaba, le decía:

- Si lloras, mi niño, te entregaré al lobo.

Creyendo el lobo aquellas palabras, se quedó esperando frente a la casa todo el día. Ya entrada la noche, oyó a la madre decirle al niño:

- No temas, mi niño; si viene el lobo, lo mataremos.

Entonces el lobo siguió su camino, pensando que hay personas que anuncian que van a hacer una cosa, aunque luego hacen otra muy diferente.

Moraleja: Seamos firmes tanto en nuestros pensamientos como en nuestras acciones.

Ejercicios de comprensión lectora

La comprensión lectora es uno de los pasos más importantes del aprendizaje de la lectura.

La comprensión del texto al completo es básica para que el niño pueda motivarse con la lectura.

Con estas sencillas preguntas podrás averiguar si tu hijo ha entendido la fábula de Esopo.

- ¿Por qué esperaba el lobo en la puerta de la casa?

- ¿Qué dijo la madre? ¿pero realmente qué pensaba?

- ¿Por qué se fue el lobo?

- ¿Crees que es algo bueno hacer lo contrario de lo que se piensa?