¿De qué color serán los ojos de tu bebé?

Un bebé dentro la barriguita de su madre ya genera mucha expectativa. Sus papás, familiares y amigos están deseando saber si se parecerá a papá, a mamá, al abuelo..., y de qué color serán su cabello o sus ojos.

Pero, en lo referente al color de los ojos, no se encuentra una respuesta clara nada más nacer, sino que será después de unos meses cuando sabremos cuál será su color definitivo.

El color de ojos de los bebés cambia de tonalidad

ojos bonitos bebé

¿De qué color serán los ojos de tu bebé? Es una de las incógnitas de muchos padres, incluso teniendo a su niño ya entre los brazos. Mi hijo Gabriel tuvo durante bastantes meses los ojos grises y claros, aún cuando no correspondía a nuestra herencia genética más cercana. Su color definitivo de ojos y de cabello nos tenía expectantes, nos interesaba mucho saber qué color tendrían aquellos preciosos ojitos rasgados. Si los colores cotizaran en bolsa, obtendría enormes beneficios el color azul, color anhelado por muchos padres para su pequeñín, quizás porque es menos frecuente, o por la típica imagen del bebecito regordete, rubio y con ojos azules tan frecuente en la publicidad.

El color de ojos depende de la estructura del iris, de la cantidad de pigmento que contiene. Este pigmento se forma durante los primeros meses de vida; al nacer, el niño dispone de poca materia colorante, y muchos recién nacidos suelen tener un color no definido que parece un color azul grisáceo, pero este color no suele ser definitivo.

Muchos recién nacidos tienen los ojos azules porque la melanina no se ha depositado por completo en el iris o no se han oscurecido por exposición a la luz del sol. Progresivamente, la pigmentación aumenta para los bebés que tendrán los ojos oscuros, y variará poco en los que tengan los ojos claros.

El cambio en el color de los ojos de los niños es muy común. El color definitivo puede determinarse con claridad a partir del año de edad, aunque entorno a los seis meses ya podremos hacernos una idea del color de ojos de nuestro bebé. Si nuestro bebé tiene ojos oscuros desde los primeros meses, éste color será su color definitivo, pero en los niños de ojos claros, bien puede persistir el color con el que nacieron o bien pueden producirse cambios de tonalidad, ya que hasta los tres años de edad, los ojos producen o guardan melanina como para modificar el color inicial.

El color de los ojos se debe a factores genéticos. Lo más normal es que si papá o mamá tienen un mismo color de ojos, su pequeño también los tenga de ese color. El color más común de ojos es el marrón y el menos frecuente el verde. Entre el color castaño y el gris, hay muchas posibles tonalidades, dependiendo de la melanina depositada en el iris y de la estructura del propio ojo: ojos grises, azules, verdes, miel, avellana, castaño oscuro e incluso violetas o ciertas rarezas como la heterocromía (un ojo de cada color) o los ojos negros (que no marrón oscuro) debido a una anomalía llamada aniridia (una enfermedad que provoca la ausencia total de iris). ¿Ya has descubierto de qué color son los ojos de tu hijo?

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com