¿Cómo conocen los niños de hoy la verdad sobre Papá Noel?

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿Recuerdas cómo conociste la realidad sobre Papá Noel o los Reyes Magos? A mi me lo contó a los 6 años mi mejor amiga. Su madre se lo había explicado para evitar que otra niña rompiera la magia de forma muy brusca, ¿y qué hizo mi amiga?, romper la mía, evidentemente en cuanto lo supo. Y es que, antiguamente los niños descubríamos a través de amigos. Hoy en día la historia ha cambiado, y el gran chivato no es otro que... ¡Internet!

El 26% de los niños conoce la verdad sobre la Navidad por Internet

La verdad sobre Papá Noel

Una encuesta llevada a cabo en 13 países, en la que intervinieron 14.089 familias con niños nacidos entre 1997 y 2013 reveló que el 26% de los niños se enteran de la verdad sobre Papá Noel o los Reyes a través de Internet, navegando por páginas web.

El estudio, realizado por el propio Google, reveló también que la edad en la que se deja de creer ha bajado de los 8 años a los 6 años en la generación actual.

Los niños encuestados contaron que sus primeras sospechas habían nacido después de ver anuncios de los regalos que habían pedido en las páginas por donde navegaban. Y es que ya sabemos que las páginas que visitamos guardan nuestras preferencias e invierten dinero para que Google para que nos muestren anuncios relacionados con eso que nos ha interesado.

En otros casos, los niños pillaron a sus padres comprando los regalos por Internet e incluso algunos vieron vídeos y chistes con bromas sobre Papá Noel que les pusieron sobre la pista.

¿Podemos hacer algo los padres para evitar esto? Hay dos soluciones:

- volver al método tradicional de ver y comprar regalos en las tiendas, y evitar así el rastro que dejamos en Internet.

- la compañía HMA! del grupo AVG lanzó un software que los padres podemos instalar en el ordenador y ocultar así los anuncios que muestran los regalos que hemos estado viendo por Internet. ¿Qué hace este software? Lanza una tierna imagen navideña de Papá Noel en su taller para evitar terminar a golpe de clic con las ilusiones de los niños más espabilados.

Los padres sabemos que antes o después los niños descubrirán la verdad, pero en general deseamos que sea lo más tarde posible y que vivan esos días llenos de magia, ilusión y mucha inocencia.