Uñeros en niños. Cómo curarlos

Qué son los uñeros y cómo se tratan

En los niños también pueden aparecer las molestas y dolorosas inflamaciones que se forman en la piel entorno a la uña y que se denominan uñeros. En ocasiones tan sólo causan dolor y molestias pero otras veces pueden llegar a causar la infección de la zona afectada.

En Guiainfantil.com te contamos qué son, qué los causan y cómo pueden tratarse en la infancia.

Qué causa un uñero a un niño 

 Cómo se cura un uñero

Las bacterias son las que normalmente causan o provocan la aparición del uñero.

- Los niños que se succionan los dedos o que se estiran la piel de las uñas son más propensos a padecer estos uveros ya que ayuda a que las bacterias penetren en la piel causando dicha infección.

- También pueden provocar la aparición de uñeros un crecimiento anormal de la uña, un exceso de sudoración, o un calzado inadecuado que presiona los dedos del pie en exceso.

- Cortar incorrectamente la uña del dedo puede provocar la formación de uñeros.

Cómo saber si mi hijo tiene un uñero

 - La zona afectada suele presentar un enrojecimiento en la piel acompañado de hinchazón.

- Si la inflamación se agrava puede llegar a ondular la uña afectada.

- Puede llegar a provocar fiebre en el niño si la infección se extiende por el dedo y pasa a la sangre.

- La zona puede presentar pus en caso de que se infecte.

Cómo tratar un uñero en un niño

- Es necesario desinfectar la zona del uñero.

- Si existe pus conviene oprimir la zona para que salga aunque hay que hacerlo con cuidado.

- Si la infección se agrava y nuestro hijo empieza a tener fiebre necesitaremos llevarle al pediatra para que puedan valorar como tratarlo ya sea mediante una pomada antibiótica, o mediante una incisión en la zona que permita salir la pus que causa la infección.

Remedios caseros contra los uñeros

- Infusión de tomillo en la que meter el dedo durante 5 o 10 minutos, varias veces al día para bajar la inflamación y disminuir el dolor.

- Batir clara de huevo y aplicarlo en la zona varias veces al día.

- Cocer cebolla, machacarla y aplicarla en una gasa sobre la zona afectada a modo de cataplasma. Esto ayuda a reducir la inflamación.

- Aplicar limón con sal en la zona afectada también contribuye a que desaparezca el uñero.

 Cómo evitar que al niño se le forme un uñero

- Mantener una correcta higiene y cortar las uñas en cuadrado y no en redondo.

- Usar un calzado adecuado que no apriete los dedos.

- Evitar que nuestros hijos se succionen los dedos.