Los científicos crean una canción que hace reír a los bebés

Hay canciones que poseen un poder especial. Melodías que nos transmiten al momento paz, vitalidad o nostalgia. Y no sólo a nosotros. Los bebés también son sensibles a este tipo de estímulos. ¡Incluso antes de nacer!

La pregunta es: ¿existe la canción perfecta? ¿Podría crearse una canción capaz de calmar el llanto y hacer reír a un bebé? Te va a sorprender. La respuesta es: sí. Aquí la tienes.

Una canción diseñada para hacer reír a los bebés

La canción es pegadiza, tiene ritmo e incluye sonidos muy típicos de los bebés. Ellos los reconocen y les hace reír. Pero... ¿cómo se consiguió crear esta canción?

Caspar Addyman, psicólogo de la Universidad de Londres, pidió la ayuda de Lauren Stewart, un importante musicoterapeuta. Juntos, crearon una melodía que creyeron irresistible para los bebés. Pidieron a una cantautora británica (Imogen Heap) que la cantara... ¡y 'voilá'! La mezcla fue esta canción, 'Happy Song'.

Canción feliz para bebés

Por sorprendente que nos parezca, esta canción tan simple, transmite felicidad a los niños. El proceso de creación no fue por inspiración de las musas, sino que hay un laborioso trabajo científico detrás. Se buscaron los estímulos, melodía y tiempo perfectos. El tiempo, por ejemplo, se adapta al ritmo cardiaco de los bebés. Por eso rápido. Además, el ritmo debía incluir elementos de sorpresa, que tanto gustan a los bebés. Y por supuesto, la investigación demostró que los bebés prefieren una voz femenina, del tono de la cantautora que escogieron. 

Aún así, experimentaron con melodías diferentes ante un selecto público: 26 bebés. Y ellos anotaron la reacción de los pequeños. ¿Qué provocaba esa melodía en los bebés? ¿Risas? ¿Sonrisas? ¿Ganas de bailar?

¿Y la letra? En este punto, Caspar y Lauren tuvieron que pedir la ayuda de los padres: les dijeron que anotaran las palabras favoritas de sus bebés. Aquellas con las que reían o aquellas que les provocaba sorpresa o felicidad. ¿El resultado?: la palabra favorita de los pequeños fue 'Boo', seguida por los estornudos, los sonidos de animales y las risas. Así que decidieron incluirlas como onomatopeyas

El resultado es 'Happy Song', una canción muy pegadiza que está maravillando a los más pequeños de la casa... y a los mayores.