Programa para combatir la obesidad infantil

La necesidad de una terapia perfecta para el tratamiento de niños obesos

María Sandón, dietista y nutricionista, se planteó un día junto a la psicóloga Silvia Serrano, que colabora con ella en su consulta, la necesidad de una terapia perfecta para el tratamiento de la obesidad. Así, después de unos años estudiando y analizando el éxito y el fracaso de los centenares de tratamientos que han surgido en los últimos tiempos, descubrió que una de las mejores maneras es la atención grupal porque "de esta manera los pequeños pueden verse reflejados en otros niños como ellos".

La OMS define la obesidad como la pandemia del siglo XXI

¿Qué método es el más indicado para tratar la obesidad de los niños?
Las autoridades internacionales en la lucha contra la obesidad afirman que este problema médico debe tratarse, y los mejores resultados se obtienen cuando el tratamiento es multidisciplinar, en cuanto a conducta, actividad física y alimentos. Además, aseguran que la terapia grupal mejora en muchos casos el éxito del mismo. Por ello, en nuestra consulta tratamos la obesidad infantil y adulta, utilizando un método personalizado para cada edad. En el caso de los más pequeños de la casa, hemos acogido un tratamiento que comenzó a usarse este mismo año en el hospital catalán de Vall d´Hebron. Nosotras lo hemos trasladado aquí y se llama: Niñosenmovimiento .

¿En qué consiste?
Se trata de un método integral que ya ha tenido resultados, puesto que la mayoría de los niños participantes en Cataluña reduce su masa corporal, tienen una mejor percepción física de su cuerpo, un mejor estado de ánimo, y sobre todo, han adquirido y aprendido unos hábitos alimenticios saludables.

Consejos contra la obesidad infantil

¿Cuáles son los aspectos a tener en cuenta en dicho método?
El programa se basa en tres puntos clave, y para nosotras básico, que son: el ejercicio, una alimentación normocalórica que consiste en enseñar a comer bien sin limitar las comidas, ya que limitarles cuando están creciendo es un error. Por otro lado, está el esfuerzo psicológico, hay que tener en cuenta que los niños con sobrepeso suelen tener problemas con otros niños que les pueden crear la misma distorsión de su cuerpo que pasa por ejemplo a los adolescentes, empeorando más aún la percepción que tienen en ellos mismos.

¿Los padres forman parte en este tratamiento?
Desde luego, es una forma de invertir en su salud. Además, también está orientado hacia los padres, a los que también se les enseña a comer bien y saludablemente, o lo importante que es el desayuno, o cómo tratar y hablar a los niños.

¿Para qué edades se ha planteado?
Niños de entre 6 y 12 años con sobrepeso u obesidad, a los que hay que enseñarles pautas de alimentación sana, así como explicarles la importancia del ejercicio, ya que si no sufrirán en seguida problemas de salud.

¿Qué tipo de enfermedades pueden darse en los niños a causa de la obesidad?
Ya en la adolescencia, en al menos un 25 por ciento de ellos aparecerán signos de diabetes, colesterol elevado o apnea (ahogo) del sueño. Y esa mala salud irá a peor al convertirse en adultos, reduciendo su esperanza de vida en hasta diez años.

¿Cómo se diagnostica un sobrepeso u obesidad?
Los niños son generalmente enviados por el pediatra o endocrino del hospital. Pero si no, primero, se revisa que su peso excesivo no obedezca a una patología endocrina y se propone a la familia seguir el programa. Éste dura once semanas y, entre las actividades, incluye terapia de grupo de niños y padres, por separado, semanales.

¿Un problema social o personal?
Los niños pueden sufrir insultos en la escuela, lo que les provoca sin duda una baja autoestima, hasta el punto de que muchos padecen ansiedad o incluso depresión. Algunos tienen episodios de atracón, aunque no vomitan, lo que puede derivar en trastornos alimentarios en un futuro. Por ello, se les ayuda a comprender el problema y desarrollar sus habilidades para que no se sientan el torpe de la clase. Se habla de la imagen corporal, pero sobre todo de salud y de que son ellos los que se tienen que sentir bien.

¿Cuál es el objetivo de este programa?
Este programa destaca por dar tanto valor al aspecto psicológico como al nutricional. Pasadas las once semanas, se reduce el nivel de masa corporal. Pero el objetivo de estos tres meses no es el adelgazamiento, sino enseñar hábitos alimenticios y de vida sanos. De hecho, las pautas nutricionales y de dieta son las ajustadas a su edad, no reducida de calorías, pues están en etapa de crecimiento. La pérdida de peso viene por la aplicación de las pautas correctas y que deberán seguir siempre.

¿Cómo es la actuación de los padres en esta tarea?
Los médicos aconsejan no discutir con los padres y niños, si comen poco o mucho. Es obvio que algo hacen mal, dado su aumento de peso. Pero, ¿cómo se controla lo que toman fuera de casa? Chucherías o bollería industrial, por ejemplo. Los especialistas indican que muchas veces los padres no saben qué comen sus hijos, fuera o en casa, porque a veces no comen ni cenan con ellos. Los chicos no son conscientes de lo que hacen mal. Por ello, es importantísimo que los niños sepan alimentarse bien, ellos mismos, sin castigarse. Deben aprender qué es o no sano. Saber ser una persona individual para decir no a comer chucherías por el simple hecho de que sus compañeros o amigos lo hagan.

¿Cuál es la principal causa de la obesidad, genética o malos hábitos?
El principal problema son los malos hábitos, pero de la familia entera, el niño focaliza el problema, pero realmente cuando ves el funcionamiento de esa familia y te das cuenta de que es un problema global.

Rebeca Sánchez/Noticias de Navarra