Los percentiles de talla y peso en niños y niñas. Curvas de crecimiento

Cómo saber si el peso y la altura de tu hijo son adecuados para su edad - Curvas de estatura y peso

María Machado
Revisado por Pilar Roncalés, Pediatra, el

El ritmo de crecimiento de cada niño es diferente, igual que ocurre con su ritmo de aprendizaje o desarrollo. Sin embargo, para establecer una valoración general de cada pequeño, existen los percentiles de talla y peso para niños y para niñas. En estos patrones de crecimiento infantil, cuyas gráficas nos ayudan a crear curvas de crecimiento, se tiene en cuenta la edad de los pequeños pero también si es un niño o una niña.

Con el paso de los años y de las investigaciones se han ido determinando los factores más importantes en el crecimiento de los niños, en cuanto a su estatura pero también su peso. En este sentido, se considera que el componente genético es muy importante, igual que el sexo, pero que también influye una alimentación adecuada, una buena atención de salud (en la que hay actividad física) y un entorno saludable. Vamos a conocer más sobre las curvas o percentiles para la altura y el peso de los niños.

¿Qué son y qué dicen los percentiles de talla y peso de los niños?

Qué son los percentiles de talla y peso infantil

Los percentiles son unas gráficas que nos ayudan a medir el crecimiento de los niños, comparando cuánto mide y pesa nuestro hijo o hija en teniendo en cuenta los niños de su edad y sexo.

Si bien hay que tener en cuenta que cada niño crece a su propio ritmo y que su altura y peso no son el único indicio de buena salud, a través de las curvas de crecimiento (realizadas a partir de los percentiles) nos pueden ayudar a detectar variaciones en el crecimiento de los niños. Cuanto antes identifiquemos las ralentizaciones del crecimiento, antes podremos poner medidas para detectar un posible problema de salud.

En las revisiones regulares, el pediatra mide y pesa al bebé o al niño y apunta los valores (en centímetros y kilogramos) en unos gráficos. En estos informes, determina en qué percentil se encuentra tu hijo o hija. Llegados a este punto una de las dudas más comunes de los padres: ¿y en qué percentil tiene que estar mi hijo? ¿Qué percentil se considera normal?

Se suele considerar 'normal' estar entre los percentiles 3 y 97, si bien es verdad que hay niños que también pueden estar sanos aunque están por debajo del percentil 3. Esto se debe a que, por ejemplo, hay niños que pueden ser muy bajitos y con poco peso (como sus padres) pero que crecen a un ritmo normal; en estos casos, es probable que el pequeño no tenga ningún problema de salud.

Para elaborar los percentiles se tienen en cuenta mediciones llevadas a cabo en muchos niños de distintas edades, pero también se han hecho seguimientos a niños desde que nacen hasta que son adolescentes. Esto significa que se han nutrido de estudios transversales, pero también estudios longitudinales. A lo largo de los años, se han elaborado diferentes gráficas, y por lo tanto, existen diferentes percentiles con los que comparar. En este artículo nos centramos en las gráficas de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

¿Para qué sirven los percentiles y las curvas de crecimiento?

Qué son las curvas de crecimiento

Como ya hemos mencionado, las gráficas de percentiles sirven al pediatra para comprobar y comparar que el crecimiento y el desarrollo del bebé o niño es el adecuado. Si tu pequeño no presenta un crecimiento satisfactorio, tu pediatra se encargará de averiguar las causas. Recuerda, tanto la medición del peso, como la talla, son controles de rutina que se deben realizar en la consulta habitual que realizas con tu pediatra. Por lo tanto, no es necesario que tú peses y midas a tu hijo más allá de las revisiones.

Aunque existen otros parámetros en relación con el crecimiento de los niños, los principales que se tienen en cuenta en las revisiones habituales  son la talla y el peso. Ninguno de estos datos se interpreta de manera aislada, sino de manera evolutiva, elaborando una curva de cada bebé o niño.

Por lo tanto, si tenemos solo en cuenta el percentil de un niño en un momento puntual, no podremos decir si tiene un buen crecimiento, ya que solo lo estaremos comparando con los pequeños de su misma edad y sexo. Como te explicaremos con detenimiento un poco más adelante, resultan más útiles las curvas de crecimiento para saber cómo se desarrolla un pequeño.

¿Cómo leer las gráficas de percentiles de niños y bebés?

Existen gráficas de los percentiles para cada uno de los parámetros relacionados con el crecimiento y el desarrollo de los niños: el peso, la talla, el perímetro de la cabeza y el Índice de Masa Corporal (IMC). Como ya hemos dicho, aquí nos fijamos en las gráficas elaboradoras por la OMS, aunque es posible que vuestro pediatra esté utilizando otras gráficas.

Según la edad de los niños se utiliza:

- Desde el nacimiento y hasta los 2 años, se usan los percentiles de peso, talla y perímetro cefálico de los bebés. Para conocer la longitud de los bebés, se les tumba y mide desde los pies a la cabeza, con las piernas estiradas.

- A partir de los 2 años, se tienen en cuenta los percentiles de peso y talla de los niños; la altura de los niños se toma mientras están de pie. El IMC se calcula dividiendo el peso por la talla (al cuadrado).

Los percentiles de peso y talla para niños

En el cuaderno de Salud de tu bebé, podrás encontrar varias gráficas de percentiles, según la edad y el sexo, donde figuran varias líneas, cada una con un número: 3, 10, 25, 50, 75, 90 y 97.

Para conocer en qué percentil se encuentra tu bebé - por ejemplo, de talla -, debes buscar primero su edad en el eje horizontal y después su talla en el eje vertical. Trazando una línea en cada punto, lograrás que ambas se crucen sobre alguna de las líneas de percentiles del gráfico y ese será el percentil de talla de tu hijo. Puedes hacer lo mismo con los percentiles de peso (o las tablas que unen ambos valores).

Leer los percentiles de talla y peso de las niñas

Como te hemos explicado antes, los percentiles son diferentes según si se trata de varones o mujeres. Pero, además, para facilitar la lectura de los percentiles, también los puedes encontrar separados por edades. Por ejemplo, las curvas de crecimiento para bebés desde su nacimiento y hasta los dos años o los percentiles para niños de 2 a 5 años.

¿Cómo interpretar los resultados del percentil del bebé?

La altura y peso del niño

Todas las líneas de los percentiles corresponden a valores normales. Cuanto mayor sea el número del percentil en el que se encuentra un niño (según su sexo y edad) será más alto y tendrá un peso más alto, es decir, será más corpulento. Cuanto menor sea el percentil, más pequeño será el niño.

Así, por ejemplo, si tu bebé está en el percentil 70 de talla, significa que comparado con otros 100 lactantes de su misma edad y sexo, 70 medirán menos que él y 30 más, y que si los pusiéramos a los 100 en fila, tu hijo ocuparía el puesto número 70. De tal forma, el percentil 50 indicaría que el niño está en el valor medio de la talla o peso de su edad; y el 10, que se encuentra por debajo, aunque continúa siendo estadísticamente normal.

De esta forma, los niños excesivamente altos o con sobrepeso estarán por encima del percentil 97, mientras que los excesivamente bajos o delgados estarán por debajo del percentil 3. Lo importante no es tener un percentil alto o bajo, sino crecer y engordar de forma más o menos regular en torno a un mismo percentil. Como te explicaremos a continuación, esto se puede ver en las curvas de crecimiento.

Altibajos en las curvas de crecimiento de los niños y bebés

Las curvas de crecimiento de los bebés

Los percentiles nos dan valores para el peso y la talla de los niños en un momento determinado, por ejemplo, a los 24 meses. Para conocer cómo evoluciona tanto la altura como el peso de los pequeños, los pediatras utilizan a las curvas de crecimiento. Estas gráficas nos permiten evaluar estos parámetros con el paso del tiempo, para saber si los niños han crecido más o menos rápido (cómo ha variado el crecimiento) en un periodo de tiempo.

De esta forma, las curvas de crecimiento nos aportan una información muy útil, pues nos permite detectar si nuestro hijo o hija ha ralentizado o acelerado su crecimiento. Por lo general, es buena señal que los percentiles de un niño se mantengan similares a los del nacimiento y que no se haya producido ningún descenso o ascenso brusco respecto de las medidas anteriores. En caso de cambio drástico en su patrón de desarrollo, podremos detectar la posibilidad de que exista un problema de salud.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en ciertos momentos (a menudo entre los 6-18 meses o la adolescencia), los niños pueden cambiar de percentil sin que esto represente un problema. En cualquier caso, en cada revisión, el pediatra podrá evaluar las curvas de crecimiento de tu hijo para identificar si es necesario hacer algún tipo de prueba médica.

No podemos olvidar que los percentiles son un dato estadístico que se representa en una gráfica, por lo que para interpretar y valorar correctamente el crecimiento de un niño en concreto debemos ir más allá de los datos numéricos y aplicar otros conocimientos relacionados con la salud de los niños (genética, otras enfermedades, la talla de los padres...).

Para evitar caer en una excesiva preocupación por la comparación de nuestros hijos con los percentiles (lo que se ha nombre popularmente como 'síndrome de percentilitis') lo mejor es acudir al pediatra y dejarnos guiar por sus recomendaciones.

Puedes leer más artículos similares a Los percentiles de talla y peso en niños y niñas. Curvas de crecimiento, en la categoría de Etapas de desarrollo en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: