Alimentación para el bebé con bajo peso - Qué hacer para que engorde

Qué hacer si vemos que el bebé no gana kilos y qué darle de comer para ayudarle a engordar

Paola Cóser
Paola Cóser Nutricionista

La tabla de crecimiento de los niños generalmente es constante y casi siempre en aumento, a excepción de los primeros días de vida en los que los bebés pierden unos gramos; puede suceder que un bebé prematuro pueda tener una mayor dificultad para aumentar de peso o tenga bajo peso al nacer, a diferencia de los bebés nacidos a término que tienen un crecimiento normal en relación a peso y talla. Ante un caso de un bebé con bajo peso, ¿cuál es la alimentación y pautas a seguir para que engorde?

En primer lugar, se debe consultar al pediatra sobre la causa que genera la falta de aumento de peso. Si la causa es alimenticia es importante recordar que la leche materna es el mejor alimento para los bebés por su composición nutricional, biodisponibilidad de sus nutrientes, las ventajas inmunológicas, la presencia de hormonas y enzimas, factores de crecimiento y, por último y no menos importante, el factor psicológico.

Qué hacer ante un bebé con bajo peso

Cuando tienes un bebé con bajo peso

Si crees que tu bebé podría no estar cogiendo kilos de forma adecuada para su edad o ha tenido una bajada brusca de peso, debes acudir a tu pediatra. Este profesional realizará las pruebas o exámenes que considere oportunos para confirmar que el bebé no está cogiendo los kilos que se espera. Además, estos exámenes le ayudarán a establecer las causas de dicho bajo peso y cuál es la mejor forma para que engorde.

Es posible que el pediatra acuda a la tabla de percentiles para saber en qué percentil está tu pequeño. Los percentiles son tablas que se usan para valorar el peso y la talla de los bebés teniendo en cuenta cuántas semanas, meses o años tengan.

Acudir al pediatra no solo es necesario para guiarnos por la visión y la experiencia de un profesional, sino porque los padres muchas veces nos dejamos llevar por nuestra percepción. A menudo, tendemos a comparar a nuestro bebé con sus compañeros de escuela infantil o con otros bebés de la familia y sacamos conclusiones precipitadas (alejadas del rigor científico); tendemos a pensar que nuestro bebé es de bajo peso, sin tener en cuenta que cada niño tiene su ritmo de desarrollo y crecimiento. Para asegurarnos de que nuestro bebé está saludable, escucha los consejos del pediatra.

Pautas de alimentación para bebés lactantes menores de 6 meses

La alimentación para bebés lactantes de poco peso

Sigue las recomendaciones que el pediatra te dé (y pide una segunda opinión médica en caso de que no estés de acuerdo con algunos de sus consejos o diagnósticos). En cualquier caso, las siguientes pautas podrían ayudarte en caso de que tengas un bebé de bajo peso.

- Dar el pecho al bebé a demanda, es decir, cada vez que lo pida sin importar el tiempo que haya pasado de la última toma. Recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda iniciar la lactancia materna en el nacimiento del bebé y continuar con esta, de forma exclusiva, hasta los 6 meses.

- A tener en cuenta la bajada de leche de la madre tras el parto: una situación de estrés puede interferir en la producción de la leche materna.

- Evitar que el bebé se quede dormido cuando se está amamantado. Para ello, puedes probar a mover un poquito al bebé para que se despierte y pueda terminar con la toma de leche.

- Consultar con el pediatra que el bebé no tenga ningún problema en los labios, paladar y lengua para que pueda hacer un correcto agarre del pezón. Un mal enganche podría hacer que el bebé tuviera más problemas para extraer la leche materna, además de poder provocar dolores y mastitis en la madre lactante.

- Tener en cuenta la técnica del bebé al succionar del pezón de su madre; si tiene buen agarre, si tiene fuerza en el agarre, la posición de los labios... Todo ello determinará también la cantidad de leche que el bebé va a tomar.

- Si el bebé toma leche artificial, revisar la forma de preparación del biberón.

- Los bebés que están lactando y tienen bajo peso pueden llegar a necesitar algún suplemento que les brinde proteínas, calorías, hierro, y calcio; algunos bebés necesitarán más suplementación que otros. En cualquier caso, esto siempre debe estar recomendado y supervisado por el pediatra.

- No es necesario adelantar la alimentación complementaria para mejorar el aumento de peso, respetar el tiempo de maduración de los órganos del bebé. Las últimas recomendaciones aconsejan esperar hasta los 6 meses para que los niños empiecen a comer otros alimentos, más allá de la leche materna o artificial.

Alimentación para el bebé con bajo peso (más de 6 meses)

Qué alimentación dar para bebés con bajo peso

En caso de que el bebé (de más 6 meses) esté ya con alimentación complementaria, debemos tener en cuenta estos otros consejos. Una vez más, el pediatra de tu hijo o hija te podrá dar pautas más concretas según el caso de bajo peso de tu pequeño.

- Si estamos ante un bebé con bajo peso mayor de 6 meses, antes de dar cada comida (ya sea que optemos por purés, BWL, bliss, etc.), dar el pecho.

- Evitar los caldos, sopas o zumos ya que este tipo de alimentos contienen una gran cantidad de agua, lo que hace que el niño se sacie mucho antes con una comida baja en calorías. Podemos optar por distintas recetas aptas para bebés en las que la presencia de frutas y verduras sea muy destacable.

- Añadir en cada preparación 1 cucharadita de aceite (aceite de oliva extra virgen). Esto aumenta el valor calórico de la comida añadiendo grasas de buena calidad.

- En ese mismo sentido de aumentar la aportación calórica de la comida, podemos usar frutos secos en nuestras recetas. Recuerda, sin embargo, que en caso de niños pequeños deben ser siempre espolvoreados o triturados (y siempre que no existan alergias alimentarias).

- Puedes agregar a los postres leche materna. Por ejemplo: banana u otras frutas pisada con leche. Evita siempre los postres azucarados o procesados, que si bien tienen un alto aporte calórico, estos son alimentos con calorías vacías (sin nutrientes).

- Evitar comidas demasiado largas, ya que pueden cansar y desmotivar al niño a seguir comiendo. Cada niño es diferente, así como las necesidades de cada familia, pero puedes dar un tiempo aproximado de 20 minutos a 30 minutos.

[Leer +: Calcular la talla de los niños]

¿A qué se puede deber el bajo peso de mi bebé o niño?

Pautas de alimentación para el bebé con bajo peso

Aunque será el pediatra de tu hijo quien, tras estudiar su caso, podrá establecer las causas que están detrás de su bajo peso, a continuación recogemos algunos de los motivos más frecuentes.

- En algunas ocasiones, los niños no cogen peso porque tienen algún tipo de intolerancia, por ejemplo, al gluten. Debido a esto, su organismo no consigue absorber todos los nutrientes, lo que afecta a su crecimiento. Las alergias alimentarias también pueden estar relacionadas.

- Si el bebé o niño tiene algún tipo de enfermedad crónica (relacionada con el sistema digestivo, endocrino, etc.) podría también verse afectada a la subida de peso.

- Cuando el bebé o niño tiene algún virus, podría perder el apetito. Esto ocurre porque el pequeño se traga los mocos y el estómago se llena, lo que hace que no tenga tanta hambre.

Una vez más, te animamos a acudir al pediatra antes de autodiagnosticar el bajo peso de tu bebé.

Puedes leer más artículos similares a Alimentación para el bebé con bajo peso - Qué hacer para que engorde, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: