Tratamiento del estrabismo infantil

El estrabismo no se corrige solo ni con el tiempo. Debe ser tratado

El estrabismo no se corrige solo ni con el tiempo. Debe ser tratado con la ayuda y la orientación médica para evitar la pérdida de visión en un ojo. El tratamiento es más efectivo cuando se comienza de manera precoz, de manera que un diagnóstico a tiempo es la medida más eficaz para tratarlo. Después de los 7 años de edad, las posibilidades de corrección son más lentas y menos efectivas. Por eso, es muy importante que tanto los padres como los pediatras y educadores, estén atentos y observen siempre los movimientos de los ojos de los niños para detectar cualquier anomalía.

Cómo tratar el estrabismo en los niños

El estrabismo en los niños

En el momento en que se detecte alguna desviación de los ojos es recomendable que acudir al especialista ya que un rápido control de la situación evitará la presencia de ambliopía, y permitirá un mejor pronóstico funcional y cosmético.

El tratamiento del estrabismo es muy variable y largo, pero efectivo en la mayoría de los casos. Se necesitará persistencia, paciencia y constancia por parte de los padres y familiares, para lograr transmitir tranquilidad al niño y conseguir un mejor resultado. Dependiendo del grado de estrabismo del niño, el tratamiento puede únicamente médico, y en casos más avanzados requerir una corrección quirúrgica.

- El tratamiento médico se base en el empleo de corrección óptica, gafas, oclusiones con parches, ejercicios musculares, cristales especiales, con la finalidad de recuperar la visión del ojo vago y mejorar la acción, la habilidad y el movimiento de los músculos.

- El tratamiento quirúrgico es aplicado cuando el tratamiento médico no es suficiente y los ojos persisten con su desviación. Este tratamiento consiste en acortar, alargar o cambiar la posición de uno o más de los músculos del ojo con eficacia, permitiendo la alineación correcta de ambos ojos. También fortalece los músculos del ojo, de uno sólo o de los dos. Podrá efectuase a veces sin tener que recurrir al ingreso y la anestesia general. De todos modos, el oculista o oftalmólogo del niño les informará sobre todo el proceso.

Por otra parte, también existe la alternativa del uso de medicamentos como la toxina botulínica, pero solo bajo orientación y prescripción médica.

Detección del estrabismo infantil

El estrabismo afecta del 3 al 5 por ciento de todos los niños (ambos sexos se afectan igualmente) y suele existir algún antecedente familiar. Cuánto antes se detecte el estrabismo, las posibilidades de corrección son mayores para el bebé y para la familia. El estrabismo funcional de los recién nacidos suele remitir entre el cuarto y el sexo mes. Pero, es recomendable que cuando el bebé tenga alrededor de cuatro meses, es conveniente que se haga una observación seguida de los movimientos de sus ojos.

Para realizar esta observación puedes sostener un juguete a un palmo de su cara y moverlo de un lado a otro. Comprueba que los ojos del bebé se muevan juntos a cada cambio de movimiento. Si sospechas que eso no ocurre y que existe una desviación en el paralelismo de los ojos, consulta al pediatra del bebé. Sólo él podrá dar un diagnóstico más preciso.