Cuando un niño bizquea. ¿Qué puede estar ocurriendo?

Tipos de estrabismo y tratamiento de la desviación ocular de los niños

Meybol Lorena Ramírez

Cuando los ojos del niño no se encuentran alineados, es decir, no fijan al mismo tiempo un objeto, se habla de estrabismo, en otras palabras, desviación ocular. Es lo que muchas personas, coloquialmente hablando, conocen con el nombre de bizquear. Y, aunque se trata de algo común y que a priori no reviste gravedad ni impide que el niño haga su vida normal, para los padres es algo preocupante y es necesario tratar a tiempo para evitar consecuencias mayores. Cuando el niño bizquea, ¿qué puede estar ocurriendo?

Qué es el estrabismo y por qué el niño bizquea

cuando el niño bizquea

En los niños, sin duda alguna nos podemos dar cuenta que hay estrabismo o, lo que es lo mismo, que sus ojos bizquean porque ellos refieren ver doble, también porque pueden estar presentes problemas en la lecto-escritura, caídas frecuentes (estas se dan porque como la visión está doble, ellos pierden el cálculo de las distancias que deben hacer), dificultad para agarrar un objeto, tropiezo constante con los objetos, inclinación de la cabeza o cierre de uno de sus ojos de manera recurrente.

Hay que tener en cuenta que hay niños que presentan estrabismo latentes y los padres a simple vista no ven la desviación de sus ojos, pero sí está presente y solo puede ser diagnosticado en una evaluación oftalmológica de rutina. Existen muchos tipos de estrabismo y, dependiendo del tipo de desviación, se clasifican en:

- Divergente: cuando los ojos están mirando hacia afuera.

Convergente: cuando ambos ojos están mirando hacia adentro.

- Verticales: cuando un ojo mira hacia arriba y otro hacia abajo.

- Latente: en este tipo de estrabismo, la desviación no se nota a simple vista, pero sí es diagnosticada mediante pruebas con el oftalmólogo.

De acuerdo a la duración se puede decir que existen estrabismos fijos (todo el tiempo están presentes) y  estrabismos intermitentes (no está presente todo el tiempo, sino en determinados momentos).

[Leer más: Dificultades de un niño con estrabismo]

Cuándo y cómo aparece esta desviación ocular en los niños

cómo aparece el estrabismo

El estrabismo puede estar presente desde el nacimiento hasta los 3 a 6 meses de edad (si persiste más allá de esa edad el niño debe ser evaluado por el oftalmólogo pediatra). Ello es debido al desarrollo cerebral, el cual es inmaduro y que afecta obviamente el sistema visual, porque es el cerebro el encargado de comandar los movimientos oculares.

También es debido a la incompetencia de los músculos oculomotores, que se encargan de los movimientos del ojo; sin embargo, la presencia de estrabismo puede estar asociado a algún trastorno de la refracción, sobre todo, hipermetropía o miopía. Es común que los niños prematuros, aquellos que padezcan de parálisis cerebral infantil (PCI), hidrocefalia o síndrome de Down tengan estrabismo.

En la infancia, el estrabismo suele confundirse con una condición fisiológica que se llama pseudoestrabismo, es decir, falso estrabismo. Esto es cuando existe epicanto, es decir, cuando el niño tiene muy separados los cantos nasales, observándose la raíz de la nariz o puente nasal muy amplio. Se conoce como epicanto prominente y da la impresión de un estrabismo el cual no es verdadero, porque la causa no es ocular sino por anatomía del puente nasal y es muy común en la edad pediátrica.

[Leer más: Ejercicios para fortalecer la visión del niño]

Con respecto a la edad de aparición, como comenté anteriormente, hay casos congénitos (que se presentan desde que nacen), pero el estrabismo en realidad puede desarrollarse a cualquier edad en la infancia y algunos casos en adultos, y de acuerdo a la edad de aparición siempre el oftalmólogo indaga en la causa que lo provoca.

Algunos casos se pudieran corregir de manera espontánea con ejercicios de oclusión que el oftalmólogo indique con el fin de ocluir el ojo sano para que el ojo con estrabismo trabaje y se evite la ambliopía (ojo vago). Otros casos se resuelven con lentes correctivos y, de acuerdo a la evolución y seguimiento con el oftalmólogo, se decidirá si amerita cirugía. Si fuese así, la intervención sería ambulatoria y consiste en hacer un reforzamiento de los músculos oculares para corregir los músculos que desvían al ojo afectado.

Los problemas visuales en la infancia siempre deben ser manejados a tiempo, por ello es fundamental que si sospechas que tu hijo bizquea o no ve bien recurras al oftalmólogo pediatra para que se pueda corregir cuanto antes y no afecte a la calidad de vida del niño.

Es importante, además, que los padres con niños prematuros, con alguna enfermedad de base sobre todo neurológica o antecedentes de padres o hermanos con uso de gafas y trastornos de refracción realicen a sus hijos el tamizaje ocular derivado por el pediatra.

Otros problemas de visión de los niños

problemas de visión de los niños

Como se explica en el informe 'Oftalmología pediátrica para todos los días', realizado por Díez del Corral Belda JM. Oftalmología pediátrica para todos los días. En AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2015. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2015. p. 491-502, cuando se explora la capacidad visual de los niños en la consulta, los pediatras se centran principalmente en tres aspectos: la agudeza visual, la estereopsis y la existencia o no de un estrabismo. Los tres aspectos deben haber sido explorados en todos los niños a los tres o cuatro años de edad, o a lo sumo a los cinco. De este modo se podrá detectar y tratar a tiempo la ambliopía, que es la principal causa de déficit visual en los niños.

Cómo frenar el aumento de miopía en la infancia con lentes de contacto Cómo frenar el aumento de miopía en la infancia con lentes de contacto. Te explicamos cómo frenar el aumento de miopía en la infancia con lentes de contacto, un sistema llamado ortoqueratología. Te contamos cómo es el tratamiento y cómo funciona a largo plazo en la salud visual de los niños. Se trata de un sistema no farmatológico que consigue frenar el aumento de miopía infantil.

Hipermetropía en niños. Trastornos de la visión Hipermetropía en niños. Trastornos de la visión. La hipermetropía es el trastorno de la visión opuesto a la miopía, es decir, el niño ve perfectamente de lejos pero no ve correctamente de cerca. Los niños hipermétropes ven borrosos los objetos que tienen cerca.

El ojo vago en niños causa fracaso escolar El ojo vago en niños causa fracaso escolar. La ambliopía o 'ojo vago' de los niños, puede generar fracaso escolar si no se corrige y trata a tiempo. La razón, que el 80% del aprendizaje de los niños se adquiere a través de la vista. Por eso es muy importante detectar a tiempo los síntomas de este trastorno y buscar una solución.

Diagnóstico y tratamiento de la ambliopía Diagnóstico y tratamiento de la ambliopía. Las ambliopías que se diagnostican antes de los 6 años, de una forma general, pueden ser tratadas con éxito. A los 8 años de edad sólo un 20 por ciento de los casos alcanzan un resultado satisfactorio. A partir de esta edad, la solución del problema, es decir, la respuesta al tratamiento es casi nula.

Cómo corregir la visión de los niños Cómo corregir la visión de los niños. Las gafas son el método más cómodo y sencillo para corregir los problemas visuales de los niños, teniendo en cuenta que no precisan de ningún mantenimiento o higiene especial. Las lentillas se recomiendan entre los 6 y los 12 años. La cirugía refractiva puede realizarse a partir de los 18 años.

Puedes leer más artículos similares a Cuando un niño bizquea. ¿Qué puede estar ocurriendo?, en la categoría de Visión en Guiainfantil.com.