La tiña: prevención, diagnóstico y tratamiento

10 consejos para prevenir la tiña

Los hongos son los causantes de los problemas en la piel que causa la tiña, una enfermedad que también puede afectar al cuero cabelludo y a las uñas. Las infecciones llamadas tiñas reciben distintos nombres, que dependen del área afectada. Así, cuando se presenta entre los dedos de los pies recibe el nombre de "pie de atleta", cuando aparece en el cuerpo recibe el nombre de "tiña corporis", cuando afecta a las uñas se denomina "tiña unguium", cuando afecta al cuero cabelludo recibe el nombre de "tiña capitis" y cuando afecta a la zona inguinal se denomina "tiña cruris".

La tiña afecta al cuero cabelludo

Diagnóstico de tiña en la piel

La apariencia de la piel es la clave para que el médico establezca el diagnóstico. Pero además, éste se puede confirmar con dos tipos de exámenes: uno consiste en tomar una muestra de piel afectada ya analizarla bajo el microscopio y otro en iluminar el área afectada con la lámpara de Wood, ya que el hongo puede aparecer fluorescente cuando se examina la piel con una luz azul en un cuarto oscuro.

Tratamiento para eliminar la tiña

La tiña es más fácil de tratar cuando afecta a la piel. Se debe mantener la piel limpia y se recomienda aplicar polvos, lociones o cremas antimicóticas de uso tópico o externo. Estos productos contienen generalmente miconazol y clotrimazol. Y además, es importante lavar las sábanas y las toallas de baño o ducha todos los días mientras dure la infección. Los medicamentos para la piel son efectivos en un período de 4 semanas. En cambio, cuando la tiña afecta al cuero cabelludo o a las uñas o la infección parece severa o persistente es necesario administrar medicamentos antimicóticos por vía oral. También puede que sea necesario administrar antibióticos para tratar las infecciones bacterianas relacionadas. Por este motivo, acude al médico de inmediato si se presentan signos de infección bacteriana como inflamación, piel caliente al tacto, empeoramiento súbito del enrojecimiento en los parches cutáneos, líneas rojas, pus u otra secreción y fiebre. Estas infecciones adicionales pueden aparecer como consecuencia del rascado, por ejemplo. No obstante, siempre debe buscar asistencia médica si la tiña infecta el cuero cabelludo o la barba, o bien si la piel no mejora con la utilización de medidas de cuidado personal en 4 semanas.

Lesión de tiña en la piel

10 consejos para prevenir la tiña

La tiña es una enfermedad contagiosa, que se transmite por contacto fácilmente de una persona a otra. Los dermatofitos abundan bastante en el tejido muerto y el calor y la humedad son su caldo de cultivo. Por estas razones, la tiña es una enfermedad difícil de prevenir, pero toma precauciones:

1. Evita tocar las áreas infectadas de piel de otras personas.

2. Evita el contacto con animales infectados como gatos o perros.

3. Mantén la piel limpia y seca.

4. Utiliza champú regularmente, especialmente después de un corte de cabello.

5. Lava regularmente la ropa que utilizas para hacer deporte.

6. Dúchate siempre después de practicar deporte porque los dematofitos se depositan en la piel y proliferan con el sudor (calor y humedad).

7. Evita compartir ropas, toallas, cepillos para el cabello, peines, gorros u otros elementos de cuidado personal. Estos elementos se deben lavar y secar muy bien después de usarlos.

8. Usa sandalias o zapatos en gimnasios, vestuarios y piscinas. No andes descalzo en zonas públicas.

9. Evita tocar mascotas que tengan parches sin pelo.

10. Lávate las manos a menudo después de tocar animales domésticos.

Marisol Nuevo.