Deja que tu hijo elija sus juguetes, sin importar si es niño o niña

Educa en igualdad a tus hijos y trata de huir de los estereotipos de género

Nuria G. Alonso de la Torre
Nuria G. Alonso de la Torre Psicóloga infantojuvenil

Cada día tu hijo tiene cientos de oportunidades para jugar y escoger aquellos juguetes con los que le apetece pasar el rato. Esos juguetes son aquellos con los que más se siente identificado, los que más llaman su atención o aquellos que la sociedad predispone a su consumo. Como padres que tratamos de mantenerlo todo bajo control por su bien, a veces nos sentimos tentados a escoger nosotros, incluso, los juguetes con los que tiene que jugar. Sin embargo, te recomendamos que dejes que tu hijo elija sus juguetes, sin tener en cuenta si es un niño o una niña. Es una buena manera de empezar a educar en igualdad sin fomentar estereotipos.

Así influyen los juguetes que tu hijo elija para jugar

Por qué dejar que tu hijo elija sus juguetes, sea niño o niña

Lo cierto es que, hasta ahora, los juguetes habían sido esos grandes olvidados porque su único fin era meramente el entretenimiento del niño. Aunque nada más lejos de la realidad, ya que no es la única función.

Diversos estudios demuestran que los juguetes son los primeros enlaces de tu hijo/a con el mundo que le rodea y van a tener un papel determinante en la educación tanto a nivel emocional y cognitivo como social. Por eso, es importante que tu hijo se rodee de una amplia gama de juguetes y decida libremente. La sociedad puede influirnos, pero tú como padre o madre tienes la última palabra en la educación de tu hijo.

- A nivel emocional

Los juguetes nos dan mensajes sutiles que influyen en sus emociones de una forma u otra. Por ejemplo, hay juguetes que les ayudan a calmarse cuando sienten miedo y otros que les estimulan y les sobreexcitan. Todo ello, va delimitando la personalidad de tu hijo.

Por otro lado, por ejemplo, hay juguetes que de forma sutil promueven la ternura, la crianza, el cuidado a los demás o a nosotros mismos, mientras que hay otros que ejercen la presión de ser fuertes, dominar las situaciones y la competitividad. Por tanto, los juguetes determinan cómo te sientes y definen cómo debes actuar según un rol de género en función de si eres chico o chica.

- A nivel cognitivo

A nivel cognitivo, también destaca la estimulación que reciben niños y niñas a partir de los juguetes. No es verdad que las diferencias sean exclusivamente debidas al género; de hecho, las diferencias suelen ser sutiles. Lo que realmente influye son las experiencias (la imitación de sus padres o los juguetes con los que estimulas a tu hijo).

Por regla general, a las niñas se les suele alentar más con juguetes que fomentan el lenguaje, la inteligencia emocional y social. Un ejemplo de ello son los muñecos de bebés. Por el contrario, a los niños con aquellos relacionados con fuerza física, área visual y espacial (muñecos que luchan, coches...).

Por tanto, es lógico que pensar que los niños y las niñas serán más eficaces en unos campos u otros. Sin embargo, las reglas están hechas para romperse y la plasticidad cerebral que tiene un bebé va más allá del género.

- A nivel social

Hay determinados momentos en los que los niños y las niñas pueden llegar a tener problemas de integración debido a los juguetes que escogen para jugar. Por ejemplo, si eres niño y no te gusta el fútbol a medida que van llegando a la adolescencia tienes más dificultades para pasar tiempo con otros niños, ya que la mayoría tienen ese deporte como su favorito. O en el caso de las niñas, si eres niña y te dedicas a jugar al fútbol también tendrás los mismos problemas para adaptarte a los juegos de las chicas.

Somos seres sociales por naturaleza, por tanto, tu hijo o hija necesita tener un grupo con el que sentirse identificado. En un primer momento, ese grupo suele estar definido por el género y no por los gustos y en muchos casos, acaba siendo una dificultad cuando tus gustos son contrarios a los de tu grupo de amistades.

Todos esos factores mencionados hacen que inevitablemente se reflejen en el estilo de vida y en el futuro laboral de tus hijos/as. Eso explica por qué los hombres suelen escoger carreras relacionadas con el área científico-técnico y las mujeres se decantan por carreras asociadas a la educación y las artes. 

Educar en igualdad sin estereotipos de género

La influencia que ejercen los juegos en tu hijo es notable, sin embargo, hay una serie de consejos que puedes seguir para que esa influencia sea a tu favor y, de esta forma, educar en igualdad a tu hijo.

Consejos para educar en igualdad a los niños

1. Propón alternativas
Si en casa solo hay juegos rosas o balones es difícil que pueda escoger. Por eso, es importante, rodear a tu hijo de todo tipo de juegos y juguetes para que pueda decidir por él o ella mismo/a.

2. Deja tus prejuicios de lado
Tu hijo busca agradarte y cuando ve tu cara de alegría o disgusto cuando se acerca a una cocinita o juega con juegos de construcción, provocará una reacción en él o ella. Por tanto, piensa en los valores que quieres transmitirle y trata de ser consecuente.

3. Estimula sus capacidades y respeta sus gustos
Anímale en cualquiera de sus decisiones y juegos, independientemente del juguete que escoja. De esa forma, le darás un mensaje positivo de amor y apoyo que no sólo afianzará su personalidad, sino que conseguirá que tu relación sea aún más estrecha.

4. Ten cuidado con tu lenguaje
Decir cosas como: “esto es cosa de niñas” o “los niños no lloran” influirán en cómo perciban ese juego o juguete. Así que es importante tener más presente los comentarios que diriges a tu hijo.

5. Apuesta por juegos que impliquen a todos
Las novedades más recientes son en juegos de mesa, cada vez más hay una variedad de juegos en los que no hay chicos o chicas, ni un color determinado; sino historias para ser jugadas y pasar un rato divertido al margen del género. Por suerte, los juegos cooperativos están evolucionando tanto para niños/as como para adolescentes y eso favorece la integración, la estimulación de todos y la no competencia.