5 actividades para estimular el cerebro infantil

Juegos y actividades lúdicas que activan y estimulan el cerebro de nuestro hijo

Estefanía Esteban

¿Sabías que al nacer el bebé ya cuenta con prácticamente todas las neuronas que tendrá durante toda su vida? ¡Solo hace falta ¡estimularlas! Para eso, lo mejor a edades tempranas es el juego. Sin duda, las actividades lúdicas son las que mejor enseñan y educan a los niños. 

Aquí tienes hasta 5 actividades para estimular el cerebro infantil, juegos muy sencillos con los que estarás mejorando y estimulando el aprendizaje de tu hijo. 

Las mejores actividades para estimular el cerebro infantil

Actividades para estimular el cerebro infantil

Durante los primeros años de vida, la actividad de las neuronas es realmente asombrosa, ya que es cuando comienzan a formarse todas las conexiones neuronales. Por eso los niños aprenden con tanta rapidez. Y por eso debemos aprovechar, ya que el cerebro se encuentra en un momento receptivo óptimo, para incentivar y estimular a nuestro hijo. Existen algunas actividades para estimular el cerebro infantil fantásticas, que fortalecen ciertas conexiones entre neuronas. Aquí tienes alguna: 

1. Desarrolla el tacto. El tacto será una herramienta esencial para tu hijo. Puedes estimularlo ofreciéndole la posibilidad de experimentar con diferentes texturas. Puedes dejar que coma con las manos, que identifique los alimentos según su textura, su forma y su sabor. También puedes jugar a esconder objetos de diferentes texturas y tamaños en una bolsa para que tu hijo intente adivinar cada uno de ellos sin mirarlos, solo por el tacto.

2. Deja que ande descalzo. Numerosos estudios han revelado que los niños que andan descalzos son más inteligentes. Pero, ¿por qué? Porque. además de fortalecer los músculos de las piernas y del tronco. es un excelente ejercicio de equilibrio. Eso sin contar con los cientos de estímulos que reciben a través de las terminaciones nerviosas de las plantas del pie, al caminar por diferentes lugares y texturas.

3. Leer y escuchar historias. Puede que tu hijo aún no sepa leer, pero escuchará atentamente las historias que le leas y éstas incentivarán su imaginación. Una fantástica actividad para su cerebro, que además, le otorga un enriquecimiento de su vocabulario y fomenta el desarrollo habla. 

4. Los rompecabezas. Para mejorar la capacidad deductiva de los niños y la conexión entre neuronas, los rompecabezas son sin duda el mejor juego. Les obliga a pensar y buscar una solución. ¡De la forma más divertida! Además potencian su percepción visual y espacial. Apuesta por los puzzles y las piezas de bloques de construcción. 

5. Nada como jugar en la Naturaleza. La Naturaleza es una gran maestra para los niños. Les permite observar y sacar sus propias conclusiones. Jugar en espacios abiertos es muy enriquecedor para ellos. Entre otras muchas cosas... ¡estimula sus sentidos! Además, este tipo de juegos en donde los niños pueden correr y saltar en libertad, reducen su nivel de estrés y ayudan a estimular el pensamiento positivo.

Aprovecha esos primeros años de vida de tu hijo, de máxima plasticidad del cerebro. Con la edad, perdemos esa facilidad. Según van pasando los años, al cerebro le cuesta más realizar nexos de unión entre las neuronas. De ahí la importancia de potenciarlo en la primera etapa de vida. Una etapa muy propicia, por ejemplo para la adquisición de varias lenguas diferentes  (ya que es la etapa de asimilación y aprendizaje del habla y las palabras).