Problemas de aprendizaje en los niños

Cuando los niños tienen dificultades para entender y seguir las instrucciones del aprendizaje

Alba Caraballo Folgado

Los problemas de aprendizaje afectan a 1 de cada 10 niños en edad escolar. Estos problemas pueden ser detectados en los niños a partir de los 5 años de edad y constituyen una gran preocupación para muchos padres, ya que afectan al rendimiento escolar y a las relaciones interpersonales de sus hijos. ¿Cómo identificar esos problemas de aprendizaje en los niños? ¿Cuáles son los principales problemas que se dan dentro del ámbito escolar? ¡Te damos pistas para que puedas identificarlos!

Cuando los niños tienen problemas de aprendizaje

niño con problemas de aprendizaje

Según el informe Trastornos de Aprendizaje, realizado por A. Sans, C. Boix, R. Colomé, A. López-Sala y A. Sanguinetti, de Unidad de Trastornos del Aprendizaje Escolar (UTAE), Servicio de Neurología. Hospital Sant Joan de Déu. Esplugues (Barcelona), los Trastornos de Aprendizaje (TA) son los trastornos del neurodesarrollo más prevalentes en la población, afectando alrededor del 10% de la población en edad escolar.

Es un niño que se esfuerza en seguir las instrucciones, en concentrarse y portarse bien en su casa y en la escuela. Un niño que presenta una inteligencia normal, que está en el curso escolar que el corresponde por su edad y por su madurez, pero que presenta dificultades por no disponer de unos instrumentos óptimos para adquirir todos los conocimientos que se le piden.

Su dificultad, por tanto, está en captar, procesar y dominar las tareas e informaciones, y luego en desarrollarlas posteriormente. El niño con ese problema simplemente no puede hacer lo mismo que los demás, aunque su nivel de inteligencia sea el mismo.

Si se realiza una detección del problema y un diagnóstico precoz (la mayoría se centran en la lectura, escritura, cálculo y/o atención), el niño puede continuar con sus estudios y llegar hasta el nivel que él quiera. De ahí que queramos que tú, desde casa, sepas intuir si tu hijo puede presentar algún tipo de TA.

8 pistas para detectar problemas de aprendizaje en los niños

detectar problemas de aprendizaje

El niño con problemas de aprendizaje específicos presenta patrones poco usuales, a la hora de percibir las cosas en el ambiente externo. Sus patrones neurológicos son distintos a los de otros niños de su misma edad. Sin embargo, tienen en común algún tipo de fracaso en la escuela y conductas muy disruptivas.

Cuando un niño tiene problemas para procesar la información que recibe, le delata su comportamiento. Los padres deben estar atentos y observar las señales más frecuentes que indican la presencia de un problema de aprendizaje:

1 - Dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones

2 - Problemas para recordar lo que alguien le acaba de decir

3 - Dificultad para dominar las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática, por lo que fracasa en el trabajo escolar

4 - Dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Puede presentar tendencia a escribir las letras, las palabras o los números al revés

[Leer más: Juegos para niños que no diferencian la derecha y la izquierda]

5 - Falta de coordinación al caminar, hacer deporte o llevar a cabo actividades sencillas como sujetar un lápiz o atarse el cordón del zapato

6 - Facilidad para perder o extraviar su material escolar, libros y otros artículos

7 - Dificultad para entender el concepto de tiempo, confundiendo el 'ayer', con el 'hoy' y/o 'mañana'

8 - Tendencia a la irritación o a manifestar excitación con facilidad.

Características de los problemas de aprendizaje

Niña con dificultades para estudiar y aprender 

Los niños que tienen problemas del aprendizaje con frecuencia presentan, según la lista obtenida de When Learning is a Problem/LDA(Learning Disabilities Association of America), características y/o deficiencias en:

- Lectura (visión)
El niño se acerca mucho al libro, dice palabras en voz alta, señala, sustituye, omite e invierte las palabras; ve doble, salta y lee la misma línea dos veces; no lee con fluidez; tiene poca comprensión en la lectura oral; omite consonantes finales en lectura oral; pestañea en exceso; se pone bizco al leer; tiende a frotarse los ojos y quejarse de que le pican; presenta problemas de limitación visual, deletreo pobre, entre otras.

Los problemas o limitación de lectura se conocen con el nombre de dislexia. ¿Sabías que este trastorno tiene un fuerte componente hereditario? El 40% de los hermanos y entre un 30 y 50% de los progenitores de los niños disléxicos también presentaron el trastorno. Este problema no se soluciona sino que continúa de por vida, aunque no impide que el niño y, después el adulto, desarrolle su vida personal y profesional.

Algunos de los consejos a seguir son no obligar al niño a hablar en público (lo pasará fatal), adaptar las enseñanzas escolares a sus necesidades y valorarlo en función de estas y no como el resto de alumnos y elogiar sus logros para que su autoestima no se vea afectada.

- Escritura
Invierte y varía el alto de las letras; no deja espacio entre palabras y no escribe encima de las líneas; coge el lápiz con torpeza y no tiene definido si es diestro o zurdo; mueve y coloca el papel de manera incorrecta; trata de escribir con el dedo; tiene un pensamiento poco organizado y una postura pobre.

Se conoce, generalmente, como disortografía y, en general, se define como la dificultad del niño a la hora de escribir. El diagnóstico puede venir por parte del colegio, aunque será el pediatra el que evalúe y solicite la realización de distintas pruebas (neurológicas-psicológicas).

Entre las actividades que podemos hacer con él destaca enseñarle a usar el diccionario, estimularle para que redacte cuentos y luego repasarlo todo con él o escribir palabras que rimen.

- Matemáticas
Los expertos suelen denominar a este trastorno como discalculia. El alumno invierte los números, tiene dificultad para saber la hora, presenta una pobre comprensión y memoria de los números y no responde a datos matemáticos.

Se manifiesta igual en niños que en niñas y suele ir asociado a otro tipo de trastornos. Ya en la etapa de educación infantil el niño puede manifestar algunos de los síntomas arriba descritos, sin embargo si aparecen más allá del segundo o tercer ciclo de primaria, lo más probable es que se deban a otras causas.

Algunas de las técnicas que profesores y padres pueden aplicar para reeducar la discalculia son hacer enunciados cortos para que el niño pueda asimilar mejor la información, darle tiempo extra para que pueda realizar el ejercicio, facilitar esquemas y, sobre todo, reducir el estrés.

- Auditivo y verbal
El niño presenta apatía, resfriado, alergia y/o asma con frecuencia; pronuncia mal las palabras; respira por la boca; se queja de problemas del oído; se siente mareado; se queda en blanco cuando se le habla; habla alto; depende de otros visualmente y observa al maestro de cerca; no puede seguir más de una instrucción a la vez; pone la tele y la radio con volumen muy alto.

Lo más recomendable en este caso es enseñar al niño a hablar bien para que sepa escuchar y hacerlo a través de la enseñanza individual, por ejemplo, a modular su voz y descartar algún problema de hipoacusia o sordera.

Fuente consultada:
- Social / Emocional. Niño hiperactivo, con baja autoestima y atención.

Puedes leer más artículos similares a Problemas de aprendizaje en los niños, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.