¿Mi hijo puede tener un problema de aprendizaje? - Señales de sospecha

Cómo detectar las dificultades o trastornos de aprendizaje infantil como la dislexia

Belén de Toro Mingo
Belén de Toro Mingo Psicóloga infantil

Son muchos los padres preocupados por detectar todas aquellas señales de sospecha que podrían indicar que su hijo tiene un trastorno de aprendizaje o algún tipo de dificultad a la hora de leer, escribir, hacer cálculos, etc. Para saber si tu hijo podría tener un problema de aprendizaje, te recomendamos que acudas a un profesional especializado en el desarrollo de los niños y que tengas en cuenta los siguientes consejos.

¿Qué son los problemas de aprendizaje de los niños?

Cuáles son los problemas de aprendizaje de los niños

El ritmo de aprendizaje es diferente para cada niño, debido a que intervienen diversos factores para que se dé una buena formación, como lo es su propio estadío del desarrollo, la estimulación recibida en casa, la forma en la que se da la educación o si el niño presenta algún tipo de problema del aprendizaje.

Las dificultades para el aprendizaje pueden estar presentes en cualquier niño o niña y se manifiestan, con mayor frecuencia, en las áreas de lenguaje o matemáticas. Según el DSM-5 (el manual de diagnóstico de los trastornos mentales) los problemas del aprendizaje se manifiestan como una incomprensión, lentitud, poca concentración, falta de dominio y vacilación en la aplicación de aptitudes escolares por parte de los niños.

Esto da como resultado, niños que se retrasan en sus logros académicos y no pueden avanzar en sus niveles tanto académicos como de su propio neurodesarrollo. Como consecuencia su autoestima, su confianza y posiblemente sus relaciones con su entorno pueden verse afectados. Por ello, en este artículo estaremos hablando sobre las señales que nos indican que los niños tienen problemas de aprendizaje.

¿Cómo detectar dificultades de aprendizaje en los niños?

Señales de dificultad en el aprendizaje infantil

Los problemas del aprendizaje de los niños pueden ser muy variados, pero es importante también diferenciarlos de los problemas del desarrollo tales como el Trastorno del Espectro Autista y el Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, ya que no pertenecen a un mismo grupo.

Entre los problemas del aprendizaje más frecuentes en los niños podemos mencionar:

- La dislexia, la cual es una dificultad marcada en la lectura y escritura.
- La discalculia que es una dificultad para las matemáticas,
- La disortografía que tiene que ver con la estructura gramatical.

Es posible que, de los tres problemas de aprendizaje infantil, el que más te suene es la dislexia, pues se da de forma más frecuente en los niños, si bien la discalculia y la disortografía también pueden afectar a los pequeños.

Un rasgo que siempre es evidente es que estos problemas del aprendizaje infantil se muestran desde la etapa preescolar, aproximadamente a los 6 años de edad. Es por ello que estos primeros años de desarrollo infantil son vitales para sospechar y diagnosticar un trastorno de aprendizaje.

Señales que nos hacen sospechar de trastornos de aprendizaje

Las señalas de sospecha de los trastornso de aprendizaje

Existen una serie de conductas que nos dejan entender (o al menos nos sirven de señales de sospecha) que existe un problema de aprendizaje. Los padres debemos permanecer atentos para identificar estas señales de trastorno o dificultad de aprendizaje para acudir a un especialista que, tras realizar las pruebas pertinentes, descartará o diagnosticar el trastorno.

1. Cuando los niños se saltan etapas de desarrollo motor

Con esto hacemos referencia a aquellos niños que se saltan, por ejemplo, las etapas del arrastre y del gateo, dando directamente el salto para su caminar. Hay que resaltar que estos síntomas no necesariamente son indicativos de que el niño no va a tener algún problema de aprendizaje en el futuro, porque el mismo cerebro se encarga de compensar esas faltas.

Pero, sí es una señal de alarma o sospecha, ya que al saltarse un paso de la evolución motriz no se ha hecho la conexión correcta del neurodesarrollo y puede convertirse en un problema mayor, si se relaciona con otras dificultades. Sucede lo mismo en el caso contrario, es decir, si existe un retraso en la evolución motora del niño, como tardar en gatear o no poder tener una coordinación adecuada en el gateo y en la marcha.

2. Si los niños tienen alteraciones a nivel sensorial

Hace alusión a la forma en la que utilizamos nuestros sentidos y cómo estos responden a los estímulos. Una forma de evaluar los sentidos de tus hijos es plantearnos cómo actúan frente a los ruidos fuertes, ya que pueden asustarse o ponerse nerviosos. Pero también pueden aislarse y esto puede ser un indicativo de que atienden al ruido dependiendo del contexto en el que se encuentren.

Otra señal puede ser el equilibrio de los niños. Existen infantes que suelen ser algo torpes al tratar de mantener su equilibrio, por ejemplo, tienden a caerse mucho, a marearse en los transportes, no tienen buena coordinación, etc. Todas estas son señales de que el sistema sensorial no está trabajando bien y ya que este, es la puerta que traspasa la información al cerebro, puede existir complicaciones en cómo organizamos los estímulos del entorno y las respuestas adecuadas que se deben tener. Esto puede hacernos sospechar de un futuro problema de aprendizaje.

El aprendizaje de los niños y sus problemas como dislexia

3. Cuando los niños tienen dificultad del lenguaje

Cuando existe cierto retraso en el lenguaje en los niños desde su etapa de bebés, como tardar mucho en decir sus primeras palabras o en hablar, hacer sonidos incomprensibles, hablar de forma inentendible o confundir los sonidos. Es un síntoma claro de una dificultad del lenguaje y por ende se convertirá en un problema del aprendizaje al momento en que se tenga que enfrentar a procesos más complejos, como la lectura o la expresión a través de la escritura.

Estos problemas suelen evidenciarse en las etapas de 0 a 3 años de edad. Todo proceso que presente un retraso o un avance precoz, es una señal de sospecha que no debe pasar desapercibida. Cada etapa tiene su momento de desarrollo donde conecta con las partes adecuadas del cerebro.

De manera que, si crees que tu hijo o hija pueda presentar algunos de estos problemas de aprendizaje o sospechas de alguna de estas señales, debes acudir a un psicólogo o pedagogo quien te dirá cuáles son los mejores pasos a seguir para que tu pequeño pueda mejorar. A partir de ahí, podrá derivar a tu hijo hacia los especialistas que necesite.

Puedes leer más artículos similares a ¿Mi hijo puede tener un problema de aprendizaje? - Señales de sospecha, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: