A un niño con problemas de aprendizaje no le falta inteligencia

El aprendizaje de los niños no tiene porqué estar relacionado con su inteligencia

¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas para aprender? ¿Mi hijo no es inteligente? A los niños que tienen problemas de aprendizaje no les falta inteligencia. Lo que les diferencia de los demás es que no consiguen hacer lo mismo que los otros niños con el mismo nivel de inteligencia. Este problema es una de las razones por las que pueden llevar un niño a un fracaso escolar, y a muchos padres a una gran preocupación y decepción.

Los problemas de aprendizaje de los niños no tienen que ver con su inteligencia

los problemas de aprendizaje en los niños

Uno de cada 10 niños en edad escolar tiene problemas para asimilar nuevos conceptos; pero no me refiero a que tenga dificultades para aprender a multiplicar, a leer correctamente, o realizar otra tarea puntual. A un niño con problemas de aprendizaje le cuesta captar, procesar y dominar las tareas así como todas las informaciones, para después desarrollarlas. Es importante identificar, observar y tratar los problemas de aprendizaje porque, de lo contrario los niños tendrán dificultades en su rendimiento escolar y en sus relaciones con otros niños, lo que podrá afectar a su autoestima.

El tratamiento de este problema debe empezar con un buen diagnóstico, desde la atención y colaboración de padres y maestros, con los psicólogos. A partir de ahí, se recomendará algunos medios y situaciones en las que deben situar al niño, en la escuela y en casa. Existen algunas señales que los padres pueden tener en cuenta a la hora de identificar un problema de aprendizaje en los niños, a partir de los 5 años.

Cuando debemos alarmarnos

- Cuando el niño presenta dificultad para entender y seguir instrucciones correctamente

- Cuando existe el problema para recordar lo que se le acaba de decir

- Cuando el niño no domina las destrezas básicas de lectura, escritura y matemáticas

- Cuando no consigue distinguir la derecha de la izquierda, y confunde números como el 25 y el 52, o las letras b con la d, y el con el le

- Cuando al niño le falta coordinación al caminar, hacer deportes, o incluso para atarse el cordón de las zapatillas, o sujetar bien un lápiz

- Cuando suele perder o extraviar fácilmente los libros y los materiales escolares

- Cuando le cuesta entender la línea temporal y situarse en el ayer, hoy, y mañana

Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com