El aprendizaje cooperativo fomenta la motivación de los niños en clase

Se trata de otorgar roles a los alumnos para que asuman responsabilidades

Jose Gómez

Llevar a cabo el aprendizaje cooperativo en el aula es dotar a cada alumno de las herramientas necesarias para desarrollarse no solo académicamente, sino también de forma humana. Si hay algo imprescindible en el aprendizaje de los niños y niñas, es que el ámbito académico es muy importante, pero si no va acompañado de un desarrollo personal y humano, no tiene ninguna validez en su formación.

A continuación, hablamos sobre qué es el aprendizaje cooperativo y cómo llevarlo a cabo para que sea una fuente de motivación para todos los alumnos de la clase.

¿Qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo en el aula

El aprendizaje cooperativo se basa en otorgar a cada alumno un rol dentro del equipo o del grupo aula. En mi salón de clases, normalmente trabajo en pequeños equipos cooperativos de unos 5 alumnos en el que cada uno, desempeña un papel fundamental para el correcto desarrollo del grupo. Estos roles se van cambiando cada 2 semanas aproximadamente, de forma que todos desempeñen todos los papeles y sepan ponerse en la 'piel' de sus compañeros. Es decir, ganar en empatía.

Considero esencial que las funciones que cada uno desarrolla en su grupo sean visibles para él o ella y para sus compañeros. Por este motivo, cada uno tiene encima de su mesa una cartulina plastificada en la que aparece su función y una breve explicación de esta.

Por ejemplo: en el caso del alumno o alumna encargado del material, aparece detallado qué es lo que debe hacer en su caso concreto. 'Recuérdales a tus compañeros el material que deben tener en su mesa para aprovechar más la clase. Además, eres el encargado de repartir fichas, libros...' De esta forma, cada uno sabrá qué función desempeña en cada momento y qué es lo que debe hacer.

Cada niño tiene un rol dentro de la clase

Como comentaba anteriormente, cada alumno desempeña un rol que va cambiando cada 2 semanas, en mi caso. De esta forma, favorecemos que cada uno, desempeñe todos los roles cada trimestre. Algunos ejemplos que he creado para trabajar con mis alumnos a través del aprendizaje cooperativo son los siguientes. Recuerda, que cada uno debe tener una etiqueta con su rol, como las que te mostramos en las imágenes.

Los roles de los niños en el aprendizaje del aula

- Encargado del silencio
Recuérdales a tus compañeros cómo deben estar en clase. Hay momentos en que debemos estar en silencio: explicaciones del profesor, cuando otro compañero está hablando, durante algunas actividades...

- Encargado de los deberes
Apunta en el encerado los deberes que hay para ese día. Recuérdales a tus compañeros que apunten todo en la agenda.

- Encargado del material
Recuérdales a tus compañeros el material que deben tener en su mesa para aprovechar más la clase. Además, eres el encargado de repartir fichas, libros...

- Portavoz
Eres el encargado de poner en común y dar voz a las respuestas de tu equipo.

Los alumnos en el aprendizaje en cooperación

- Encargado del encerado
Eres el encargado de borrar la pizarra en cada intercambio de clase.

- Mediador
Debes encargarte de ayudar a tus compañeros para que lleguen a un entendimiento y solucionar los posibles conflictos dialogando.

- Encargado del orden
Recuérdales a tus compañeros cómo deben dejar la clase al salir, cómo deben ir al patio...

Este método mejora la motivación de los niños por el estudio

Estos son algunos de los beneficios de implementar el aprendizaje cooperativo en nuestra clase.

- Los alumnos se encuentran más motivados hacia el estudio y trabajo al tener que asumir ciertas responsabilidades que normalmente relacionan con los 'mayores'.

- Les ayuda a fomentar el trabajo en equipo, la madurez y asumir éxitos y fracasos de manera que no influya tan negativamente en su desarrollo.

- Mejoran sus habilidades sociales, mostrándose más empáticos y respetuosos con las opiniones del resto.

- Aprenden a escuchar al resto de compañeros, reflexionan y defienden con argumentos, diferentes posturas asociadas a sus roles y opiniones personales.

- Fomenta la igualdad, ya que cada rol que desempeñan irá rotando entre el resto de los compañeros.

- Facilita y mejora la atención y motivación de los alumnos con necesidades educativas especiales ya que no se sienten desplazados, al tener cada uno un rol y aprender en equipo del resto de compañeros.

- Les enseña a organizarse y a dividir el trabajo asumiendo ciertas responsabilidades.

- Mejoran la gestión emocional y la empatía a la hora de autoevaluarse y recibir y elaborar críticas constructivas para mejorar en su desempeño.

Qué papel tiene el profesor en el aprendizaje cooperativo

Los profesores en el aprendizaje del aula

Considero que el docente debe actuar como guía para que los puntos anteriormente citados lleguen a desarrollarse de la mejor forma posible.

Está claro que el trabajo lo deben desarrollar los alumnos y deben hacerse responsables de su función en el equipo, pero los maestros debemos ser un apoyo en ese aprendizaje. Es importante no estar encima de ellos constantemente, sino dejar que se equivoquen para que sean capaces de asumir los éxitos y fracasos, gestionando sus emociones.

Seremos orientadores en el proceso, otorgándoles la ayuda y confianza necesaria para abordar todas sus inquietudes y preocupaciones, sin dejar de lado sus obligaciones.

Además, el profesor debe ser el acompañante de los equipos y el que coordine, en parte, la gestión de los roles. Es decir, debe estar pendiente de que se cumplen y se respetan los roles y la actitud de los alumnos.

Debemos reforzar positivamente siempre, pero en este caso, debemos alabar y reforzar aquello que hacen bien por el equipo, así como aquellos roles que están desempeñando y que favorecen el buen hacer del grupo. De la misma forma que debe asesorar y equilibrar la balanza cuando el grupo no funciona correctamente, insistiendo en el caso concreto de aquel grupo o alumno/a que no está actuando en consecuencia con lo que se le pide.

Es importante no hablar en tono negativo, sino como acabo de explicar, en forma de asesoramiento para mantener la motivación y el buen clima del grupo-aula.

Alumnado con Necesidades Educativas Especiales en equipos cooperativos

La motivación de los niños en el aprendizaje cooperativo

En el caso de alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), el aprendizaje cooperativo es una propuesta educativa muy interesante. Estos niños mejoran sus relaciones sociales y fomentan la motivación, interés y participación en el grupo. Sería conveniente que el alumno con NEE, se encuentre sentado cerca del encerado y del profesor, ya que tendremos que recurrir a él o ella con más frecuencia.

Además, dependiendo de sus necesidades en algún caso concreto, reciben material adaptado e incluso diferente al resto. Es muy importante no hacer diferencias en cuanto al grupo. Es decir, no situar al alumno fuera del equipo para trabajar individualmente, otorgarle igual que al resto de compañeros, un rol para que se sienta partícipe del aprendizaje y del equipo. Finalmente, es esencial valorar los diferentes logros que va consiguiendo. Conociendo sus dificultades y aquello que puede y no puede hacer.

[Leer +: Lograr la inclusión real en el aula]

Después de aplicar este tipo de aprendizaje en el aula, considero que es esencial, desterrarse del concepto de las mesas y sillas individuales y fomentar un aprendizaje grupal, fundamentado en el trabajo cooperativo, la búsqueda y selección de información, la capacidad de gestionar y responsabilizarse de sus aprendizajes. Así como el fomento de la gestión emocional y la resolución de conflictos entre los alumnos, en los que el profesor es un guía que acompaña, aconseja y refuerza este aprendizaje.

Estos aspectos serán muy útiles para su vida académica, pero sobre todo personal y laboral en un futuro.

Puedes leer más artículos similares a El aprendizaje cooperativo fomenta la motivación de los niños en clase, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.