Lo mejor y lo peor del aprendizaje cooperativo en niños de primaria

Las ventajas y los inconvenientes de esta metodología de enseñanza en el aula

Jimena Ocampo Lozano

Cada vez son más los maestros que optan por emplear metodologías activas de aprendizaje en sus aulas, y el aprendizaje cooperativo es una de ellas. ¿En qué consiste el aprendizaje cooperativo? ¿Qué ventajas tiene para el aprendizaje de los niños de primaria? ¿Algún inconveniente? En Guiainfantil.com hablamos sobre lo mejor y lo peor de esta metodología en el aula.

¿Qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo en los niños de primaria

Son muchas las experiencias educativas que demuestran que el aprendizaje cooperativo en el aula tiene muchas ventajas en comparación con el aprendizaje más individualista y competitivo. Aunque lo ideal es saber combinar la metodología más adecuada para cada tipo de tarea de aprendizaje.

Cuando hablamos de aprendizaje cooperativo no nos referimos únicamente a hacer trabajo en grupo. El trabajo cooperativo en el aula va más allá del mero trabajo en equipo, es una metodología de trabajo que requiere una planificación y preparación por parte de los docentes y los alumnos.

El aprendizaje cooperativo es una metodología basada en el trabajo conjunto de un grupo que tiene un objetivo común. Este objetivo se alcanza si todos los miembros del equipo lo logran, por lo tanto, es necesaria la implicación de todos los miembros. El logro del objetivo no es individual sino colectivo. Nos permite crear situaciones en las que el único modo de alcanzar las metas individuales es a través de las metas del equipo. Esto favorece que los alumnos valoren mucho más el aprendizaje y el esfuerzo por aprender, aumenta la motivación de los alumnos y facilita el refuerzo y la ayuda mutua entre compañeros.

Cuáles son las ventajas de este aprendizaje para los niños de primaria

Las ventajas de este tipo de metodologías son múltiples, afectan al propio alumno, al ambiente del aula, y a la calidad de los aprendizajes.

- Es flexible y se puede adaptar al alumno
Es una metodología que nos permite adaptarnos a la diversidad de los alumnos del aula, a sus estilos de aprendizaje, a sus necesidades, a las distintas capacidades de los alumnos, y lograr que todos, sean como sean, aprendan.

- Enseña a aprender
Por otro lado favorece un aprendizaje significativo por parte de los alumnos, ya que aprenderán a aprender. Ellos se convierten en el centro del proceso de aprendizaje, construyen conocimientos, asocian los conocimientos nuevos a los previos, se favorece un aprendizaje más profundo, y no tanto memorístico y superficial y todo esto hace que aumente la motivación de los alumnos por aprender.

- Mejora las relaciones dentro del aula
Además de las ventajas para el propio aprendizaje, el aprendizaje cooperativo tiene efectos muy beneficiosos en el área social y emocional de los alumnos, como la mejora de las relaciones sociales en el aula, la tolerancia, la integración y cohesión grupal, la autoestima y el autoconcepto de los alumnos.

- Fomenta el pensamiento y la comunicación
Además, este tipo de aprendizaje facilita el desarrollo de habilidades cognitivas y metacognitivas en los alumnos como pueden ser desarrollar habilidades de comunicación, pensamiento reflexivo, ayuda a los alumnos a clarificar sus ideas, a adquirir habilidades de planificación y organización de las tareas, evaluación del propio proceso de aprendizaje, etc.

- Logra alumnos más motivados
Todo ello hace que los alumnos estén más motivados por aprender y se involucren más en la adquisición de los conocimientos.

Lo peor de esta metodología del aula

Aplicar el trabajo en grupo en el aula

En cuanto a los inconvenientes u obstáculos de este tipo de aprendizaje, nos podríamos encontrar:

- Riesgo de simplificación
Si se da una inadecuada planificación del trabajo y de las actividades por parte de los docentes, el trabajo cooperativo se quede simplemente en grupos de trabajo.

- Falta de instrucción a los alumnos
No instruir o formar adecuadamente a los alumnos sobre el trabajo cooperativo o la falta de experiencia de los alumnos, puede llevar a experiencias de aprendizaje fallidas, difíciles o complejas para los alumnos.

- No es válido para todas las asignaturas
Que no se adecúe el método empleado a los objetivos o contenidos de aprendizaje. Esto es, hay que adecuar la metodología empleada a lo que vamos a enseñar o queramos que los alumnos aprendan para que el aprendizaje cooperativo tenga sentido.

- Requiere la inversión de recursos
No adaptar los recursos ofrecidos a los grupos a los estilos de aprendizaje de los alumnos. Pensar que el aprendizaje cooperativo es bueno de por sí mismo, pero sin adaptarlo a los estilos de los alumnos y no ofrecer suficientes recursos para llevar a cabo la tarea de aprendizaje.

Básicamente los inconvenientes o los obstáculos están relacionados con aspectos de la adecuada planificación de las actividades, la falta de previsión de recursos, la falta de experiencia de los alumnos en este tipo de actividades o la tendencia a ver, en ocasiones, el aprendizaje cooperativo como tiempo perdido.

En términos generales, como hemos visto aquí de forma muy resumida, las ventajas superan a las desventajas. ¿No os parece?

Puedes leer más artículos similares a Lo mejor y lo peor del aprendizaje cooperativo en niños de primaria, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.