8 juegos para los niños que terminan las tareas muy rápido en el aula

Actividades y recursos que ayudarán a los profesores a organizar la clase

Adriana Méndez

Como son prácticamente diminutos recipientes llenos de energía, los niños pueden volverse inquietos luego de finalizar las tareas en el aula. Es por ello que en Guiainfantil.com te proponemos algunos ingeniosos juegos para todos esos niños que terminan las tareas muy rápido. Son actividades educativas que les entretienen mientras el resto de alumnos acaba con los ejercicios propuestos por el profesor. ¡Vamos a explorarlas!

No todos los niños trabajan a la misma velocidad

Ideas de juegos para los niños que terminan sus tareas muy rápido en el aula

La finalidad del aula para los niños es aprender y desarrollarse en las áreas más importantes como son la motriz, la cognitiva y la social, especialmente en los niños de edad temprana que apenas comienzan a descubrir el mundo que los rodea. Por ello, los profesores deben crear rutinas escolares que incluyan material de aprendizaje, pero que sean divertidas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada niño es diferente y que cada uno de ellos tiene su propio ritmo de trabajo. Si bien algunos alumnos realizan las actividades muy rápido, otros precisan algo más de tiempo. Para evitar que los niños más veloces molesten o distraigan a los que trabajan con más calma, los profesores necesitan encontrar actividades para que todos aprendan de una manera organizada.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Simplemente apoyarse de los recursos didácticos y ofrecer rutinas escolares entretenidas tanto individuales como grupales, que sigan igualmente estimulando su desarrollo intelectual y social.

Ideas de juegos para los niños que terminan las tareas antes

La mejor opción lúdica para entretener en el aula para niños y mantener el control es organizar distintos juegos con los niños. Puedes inspirarte de estas ideas:

1. Memorias
El clásico juego en el que los niños tienen que encontrar las parejas iguales. ¿Sabías que podéis preparar vosotros mismos este entretenido juego de mesa? Es ideal para niños de edades tempranas, ya que estimula su agilidad mental, visual y espacial. La ventaja es que puede disfrutarse de forma individual o en pequeños grupos.

2. Rompecabezas
El rompecabezas es otro juego lúdico para el aula que los niños de edades tempranas pueden adorar. De la misma forma, podéis crear vosotros mismos los puzzles en clase. ¿Y si hacéis un puzzle del Oso Traposo?  Los niños querrán finalizar sus tareas escolares lo más rápido posible para pasarlo bien con este juego de mesa.

Cómo hacer un puzzle del Oso Traposo

3. Ludo o parchís
Se trata de un clásico juego de mesa que aún podemos utilizar en la actualidad. Además de ser entretenido este juego promueve la atención, el respeto y la toma de decisiones para poder ganar. En cuanto dos niños hayan terminado sus tareas, pueden jugar este juego. Sin embargo, es importante explicarles que deben hacerlo en silencio para no molestar a los compañeros.

4. Caja de sorpresas
Puedes colocar dentro de una caja varios pedazos de papel con una actividad en concreto para que los niños realicen una vez que hayan finalizado sus tareas escolares. Te damos algunas ideas: dibujar y pintar, crear un cuento o una poesía, recortar formas, escribir el abecedario, etc.

5. Búsqueda del tesoro
Esta rutina escolar resulta especialmente interesante para los niños, aunque solo podrá realizarse en caso de tener el espacio suficiente en el aula. Se trata de esconder distintos objetos y darle al niño (o niños) que ya ha terminado sus tareas una pequeña pista para que los encuentre.

Es importante, sin embargo, que este juego no interfiera en el trabajo del resto de alumnos que aún están trabajando. Por ello, puede ser buena idea, incluso, realizar este juego en otra estancia diferente a la de trabajo. Te recomiendo que cambies los objetos cada dos o tres juegos para mantenerlo interesante.

6. Dibujos y origamis guiados
Solo necesitas en el caso de los dibujos, hacer plantillas de distintas temáticas (por ejemplo, de números) para que los niños rellenen. También puedes proponerles hacer figuras de Origami. Para ello, debes darles a tus alumnos algunas instrucciones sobre cómo doblar las hojas.

7. Buscaminas
Trae el mítico juego informático hasta tu aula con algunas modificaciones propias, pero manteniendo el objetivo de descubrir las minas sin explotar. Puedes apoyarte de una pizarra donde tengan que descubrir retazos de hojas. De esta forma podrás estimular su sentido espacial, lógico y ayudar con la atención.

Otro juego similar del que pueden disfrutar en parejas es 'La batalla naval'. ¡Acuérdate de recordarles que tienen que jugar a todos estos juegos en silencio!

8. Relatos al azar
Con este ejercicio los niños de edades tempranas podrán crear una historia o un relato a partir de diversas palabras al azar que coloques dentro de una caja y que armen luego para darle un sentido propio. ¡Se divertirán mucho!

Los mejores recursos para profesores en el aula

¿Por qué son importantes las actividades lúdicas?

Como mencioné anteriormente, los niños en edades tempranas captan mejor la atención cuando tienen cierto atractivo entretenido para ellos. De otra forma se aburrirán y perderán toda la concentración o podrían tener problemas de conducta como berrinches y peleas entre compañeros, lo que impediría el correcto funcionamiento de la clase.

Además, todos estos juego son una buena iniciativa para ir desarrollando sus habilidades mentales, físicas y sociales de una forma no forzosa. Incluso, querrán llevarse estas actividades a casa y seguir practicando con ellas. Por ello es importante encontrar juegos que dejen un aprendizaje.