5 juegos para mejorar la autoestima de los niños de forma eficaz

Actividades para aumentar la autoestima de los niños en el colegio y en casa

Estefanía Esteban

Todos sabemos que la autoestima es uno de los pilares básicos para alcanzar el éxito en todo lo que nos planteemos. Por eso es tan importante generar una buena autoestima en los niños desde que son pequeños. ¿Qué tal si probamos a lograrlo utilizando el juego, la mejor herramienta educativa?

Muchos padres se preguntan cómo favorecer la autoestima de su hijo: ¿con constantes frases positivas? ¿Dejando que ganen alguna vez cuando jugamos con ellos? No. Nada mejor para mejorar la autoestima de un hijo, aparte de la confianza y el vínculo, que los juegos. Presta atención, porque te damos una lista con los 5 juegos para mejorar la autoestima de los niños que no te defraudarán.

Los 5 juegos para aumentar la autoestima de los niños

Juegos para aumentar la autoestima infantil

Considerando lo importante de estimular el autoconcepto de nuestros hijos, a continuación te proponemos algunos juegos que te ayudarán a lograrlo.

1. La silla caliente
Un niño se sienta en una silla. El resto de compañeros, o si es en casa, el resto de miembros de la familia, caminan hacia él. Cuando la maestra o persona que se encarga de dirigir el juego dice 'alto', todos lo que andan hacia el niño, se paran y dicen algo de él que les gusta. Este juego para mejorar la autoestima, que tal vez parezca un poco embarazoso para los niños más tímidos, al final consigue que el niño reciba muchísimos estímulos positivos.

2. La caja de los tesoros
El maestro o si es en casa, la persona que dirige el juego, dice a los niños que esconderá un tesoro en una caja. Sin que ellos lo vean, esconde un espejo en una caja. Luego llama a cada niño para que vea qué hay en la caja. Antes de que la abra, le hace prometer que no dirá qué hay escondido al resto. Cuando abra la caja, le recalcas que lo que está viendo es el tesoro más valioso que encontrará nunca. El niño se dará cuenta de que en realidad el tesoro está en uno mismo. ¡Qué gran metáfora para aumentar la autoestima de los pequeños!

Mejorar la autoestima de los niños con el juego

3. Las estatuas
Este juego se acompaña de música. Suena una canción y los niños bailan. Al parar la música, todos deben quedarse quietos como estatuas, pero con el gesto de alguna emoción básica o haciendo algún gesto cómico. Los niños perderán el miedo a expresar sus emociones en público, delante de los demás. Esto es un gran paso para que comiencen a comprender y gestionar emociones básicas como la felicidad o alegría, tristeza, miedo...

4. El mimo
Este es el juego más conocido y resulta muy divertido para los niños. Consiste en pedir a los niños que interpreten alguna actividad, película o canción mediante los gestos. El resto de niños debe averiguar de qué se trata.

5. El adivino
Para este juego, los niños deben sentarse en círculo (si lo haces en casa, podéis sentaros todos los miembros de la familia). Cada uno debe escribir en un papel tres características de la persona que tiene en frente. Cuando todos hayan terminado, se meten los papeles doblados en una bolsa y luego, por azar, se van leyendo en alto. Entre todos, debéis adivinar de quién se habla. Parece un juego muy sencillo, pero lo cierto es que es muy útil para empoderar a los niños y que se valoren como personas únicas y especiales.

Las consecuencias de que tus hijos tengan la autoestima baja

La baja autoestima de los niños

En los últimos años ha aumentado la conciencia sobre la importancia de tener una buena autoestima, tanto en el caso de los niños como de los adultos. Y es que tener un buen concepto de nosotros mismos, es mucho más que estar felices o tristes; una buena autoestima nos predispone a cambiar nuestra manera de enfrentarnos y entender la vida, de motivarnos para conseguir lo que nos propongamos.

La baja autoestima es más peligrosa de lo que imaginas. No solo para tu hijo, sino también para los demás. A menudo, los niños más agresivos en el colegio son también los que menos confianza tienen en sí mismos. La agresividad también es un reflejo de baja autoestima.

La autoestima baja impedirá a tu hijo a conseguir sus metas. Es un obstáculo en su aprendizaje, porque además 'apaga' el brillo de todas aquellas habilidades que tiene y que no es capaz de 'explotar'.

Y, como señala el informe 'La autoestima en los niños y niñas' (de Ángela Ríos Toledano para la revista Innovación y experiencias educativas de la Central Sindical Independiente de Funcionarios), los niños van forjando su autoestima a partir de las experiencias que van viviendo a lo largo de la infancia, tanto a través de las cosas buenas que experimentan como aquellas que no son tan positivas. Sin embargo, en la construcción de esta valoración personal, también intervienen el tipo de relaciones que establece con familiares y entorno.

De ahí que los padres debamos asegurarnos de que crecen en un ambiente afectivo y motivador, en el que el respeto y el amor son las bases de la crianza.

Indicadores de que tenemos que trabajar la confianza y seguridad

Trabajar la confianza y seguridad de los niños

Entonces, ¿cómo podemos los padres identificar que debemos trabajar más con nuestros hijos la confianza y seguridad que tienen en ellos mismos? Existen distintos tests e indicadores de autoestima que nos podrían ayudar a saber si los pequeños no se quieren ni se aceptan. Pero, de forma general, estas son algunas de las señales que deberían llamarnos la atención para empezar a proponer juegos y otros recursos educativos que empoderen a nuestros hijos.

- Los niños son demasiado tímidos o, de repente, cambian su forma de comportarse y comienzan a ser retraídos.

- Se desaniman rápido y dejan tareas sin completar.

- Colaboran poco y les cuesta entusiasmarse por los nuevos retos.

- Suelen ser bastante irritables y les cuesta manejar la frustración.

- Tienen mucho miedo a equivocarse, lo que a veces les lleva a no dar el paso para emprender nuevos proyectos o aventuras.

- Utilizan frases derrotistas en su día a día.

- Se suelen comparar con los demás (y casi siempre salen perdiendo en esta comparación).

- A veces mienten o engañan.

- Sienten ansiedad.

En caso de que los padres identifiquemos varias de estas señales durante un tiempo mantenido, pueden ser síntoma de que la autoestima de nuestros hijos no es tan 'brillante' como debería. Estamos a tiempo de poner en marcha algunos de los recursos y juegos que te hemos propuesto o charlar, desde la calma y el respeto, con nuestros hijos para preguntarles cómo se sienten y qué necesitan de nosotros.

En caso de que percibamos que nuestros esfuerzos no están obteniendo los frutos esperados, debemos llevar a los niños a la consulta de un psicólogo para que nos ayude a construir una autoestima sana para nuestros hijos.

Más recursos educativos para que los niños se quieran y acepten

A continuación, te proponemos algunos cuentos geniales que puedes leer con tus hijos con el objetivo de hacerles reflexionar sobre qué es la autoestima y la aceptación personal. ¡Que los disfrutéis!

Puedes leer más artículos similares a 5 juegos para mejorar la autoestima de los niños de forma eficaz, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.