Cuento para niños que no confían en sí mismos. Pincho y Boni

Cuento infantil sobre la envidia y la falta de confianza en sí mismos

María O´Donnell
María O´Donnell Escritora de cuentos

Cada persona tiene una cualidad que le diferencia del resto. A algunos se les dan bien las matemáticas, a otros pintar, a otros hablar... 

Muchos niños con saben cuáles son sus propias habilidades o no confían en ellas, por eso suelen tener envidia cuando descubren las cualidades que tienen los demás y no las suyas propias.

Este es un bonito cuento para niños que no confían en sí mismos y quieren descubrir cuáles son sus habilidades.

Pincho y Boni. Un cuento sobre la confianza para niños

Cuento infantil sobre los niños envidiosos

La señora coneja tenía dos hijos gemelos: Pincho y Boni. Los hermanos se llevaban bien y compartían muchos juegos. Pero Pincho tenía un problema; no soportaba que Boni fuera mejor que él en matemáticas.   

Todas las noches, el papá conejo les hacía sumar y restar de cabeza, sin apuntar los números.

Boni solía acertar todas las cuentas y a Pincho le entraba una rabia enorme porque él no tenía la misma facilidad.

- ¡A ver,  mis gazapos! ¿cuánto es cinco más siete?

- ¡Doce! respondía Boni, mientras Pincho todavía estaba sumando.

- Y ahora Pincho ¿cuánto es veinte menos doce?

- ¡Nueve!

- No, es ocho, seguro que lo has dicho sin pensarlo bien...

Entonces, Pincho se enfadaba, le entraba una envidia horrorosa de su hermano e intentaba distraerle para que él también fallara.

La mamá  se dio cuenta de lo que estaba pasando y habló con su hijo.

- Pincho, a Boni se le dan bien las cuentas, a tí la poesía. ¿Por qué no nos lees la última que escribiste sobre la primavera? ¡Era una preciosidad!

Pincho se dio cuenta de que él sabía hacer cosas bien como su hermano. Sacó un papel que tenía en el bolsillo y recitó el poema en el que aparecían las rosas, los tulipanes y las campanillas.

Toda su familia le aplaudió y Pincho dejó de tener envidia.

Moraleja: "Todos tenemos distintas habilidades, confía en las tuyas... ¡tú sí que vales!"

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres saber si tu hijo ha entendido el texto hazle estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

- ¿Qué se le daba bien a Boni?

- ¿Por qué tenía Pincho envidia?

- ¿Qué se le daba bien hacer a Pincho?

- ¿Qué se te da bien hacer a ti?

- ¿Tienes envidia de alguien?