Por qué el juego es tan importante para los niños

Beneficios de jugar en la infancia según el tipo de juego

El juego es una actividad que se realiza generalmente para divertirse o entretenerse y en la que se ejercita alguna capacidad o destreza, por eso, es una de las mejores herramientas para favorecer el aprendizaje. 

Cuando el juego se desarrolla entre padres e hijos se crea un lazo afectivo y de comunicación extraordinariamente importante para las dos partes. 

Beneficios de los juegos para los niños

Por qué es tan importante el juego para los niños

- Hay muchos tipos de juegos pero todos tienen la finalidad de buscar la diversión, además resultan muy beneficiosos y varían según la edad de los niños y su nivel de maduración y va evolucionando con su crecimiento.

- En la etapa infantil el juego es una manera de expresarse y de aprender a relacionarse con los demás y, por tanto, para los niños es una manera de aprender comportamientos sociales y de conocerse a ellos mismos. 

- Si el juego se realiza con una actividad física, (correr, saltar), será ideal para que los pequeños, fundamentalmente en la etapa infantil, vayan desarrollando y aprendiendo a coordinar el movimiento de las diferentes partes del cuerpo y por eso será una ayuda esencial para su desarrollo físico posterior.

- A través del juego también hay un desarrollo intelectual. Los pequeños tendrán nuevas experiencias con las que aprenderán a resolver, según sus conocimientos, las situaciones a las que se enfrenten. Aprenderán de los errores y se alegrarán de los aciertos y todo mientras se divierten y potencian su autoestima

Ventajas para los niños según el tipo de juego

- Juegos didácticos: permiten educar y aumentar la capacidad de adquirir conocimientos en los niños de corta edad.

- Juegos de fantasía: permiten disfrazarse, hacer teatros, dramatizar, etc. y resultan muy divertidos para los niños de todas las edades fomentando su creatividad e imaginación.

- Juegos de construcciones: permiten a los niños adquirir una visión espacial. Aprenden conceptos como proporción, equilibrio, simetría, tamaño y favorece sin duda su imaginación y creatividad. Suelen ser muy entretenidos para todos.

- Juegos de mesa: fomentan la cooperación y las habilidades sociales, ya que la mayoría de ellos están diseñados para jugar en parejas o en grupos. Son ideales para trabajar la memoria, aprender estrategias y ampliar vocabulario. 

Es evidente que el juego en los niños es imprescindible para un desarrollo sano y feliz.

 Para terminar os dejo una frase de Carlos Coello Vila: “El juego es fuente permanente de aprendizaje”.