Juguetes adecuados para niños nerviosos

Juegos y actividades para niños inquietos

Los niños nerviosos, generalmente, tienen una energía desbordante que hay que saber canalizar adecuadamente. Los padres debemos permitir que exterioricen su nerviosismo a la vez que les ayudamos a encontrar el equilibrio interior. Para ello combinaremos estilos de juego que posibiliten la liberación de tensiones con los que les dirijan hacia estados emocionales de tranquilidad, sosiego y calma.

En Guiainfantil.com te contamos qué tipo de juguetes son más adecuados para los niños nerviosos y cuáles deberíamos evitar. 

Tipos de juguetes para niños nerviosos

Juguetes para niños agitados e inquietos 

Juguetes para liberar tensiones.  No hay como salir al exterior y jugar al aire libre para descargar la energía sobrante de los niños. En las grandes ciudades el parque es una de las mejores opciones. Lo ideal es que los niños nerviosos puedan correr, trepar o pedalear. Triciclos, bicicletas, patines o patinetes son ideales para este tipo de niños pero también lo son las combas y los balones. Se trata de que jueguen con elementos que les posibiliten canalizar adecuadamente la energía y el nerviosismo que acumulan en su interior.

Juguetes para la calma, la atención y la relajación. Los niños nerviosos necesitan momentos de juego en calma, de paz, silencio y relajación. Para ello buscaremos juguetes que capten su atención y les mantengan concentrados y atentos sin sobrestimularles. En esta categoría de juguetes entran todos aquellos que permitan que se entretengan manteniendo la calma. Son especialmente adecuados los juegos de construcción, las cuentas para ensartar o enhebrar, los puzles o los juegos de atención y memoria. 

Juguetes para la creatividad. A los niños nerviosos les beneficia mucho realizar manualidades de cualquier tipo. Así veremos cómo disfrutan pintando mandalas, recortando figuras de papel o moldeando plastilina. Este tipo de actividades en los que manipulan materiales como el barro, las pinturas de manos, ceras, papeles de distintas texturas y colores les relaja y permite que aprendan a mantener el control de sus impulsos aportándoles una dosis extra de bienestar emocional.

Juguetes para el desarrollo de las habilidades sociales. Nunca debemos olvidarnos de todos los juguetes que fomentan el desarrollo de la sociabilidad. Juguetes que permiten el juego simbólico o de roles como muñecos, casitas, coches, cocinitas, disfraces, etc. Todos ellos ayudan al niño nervioso a recrear un mundo imaginario en el que puede ser quien desee ser, explorando distintos puntos de vista y formas de actuar. 

Lo que intentaremos evitar es sobreexcitarles con juguetes que posean demasiados estímulos luminosos y auditivos o demasiado complejos o competitivos.