Metáfora Mindfulness del lago calmado para relajar a niños nerviosos

Las 4 energías que ayudan a tranquilizar el estrés de padres e hijos

María Molero
María Molero Maestra y experta en Mindfulness

El estrés condiciona muchísimo nuestro día a día. No nos permite seguir con las tareas que debemos llevar a cabo y nos bloquea. Sentimos que nos cuesta llegar a todo y entramos en un espiral de nervios y tensiones. Y esto sucede tanto a padres como niños. Sin embargo, hay ciertas técnicas y ejercicios que nos ayudan a relajarnos, a tener un momento de pausa y a ver las cosas de otra forma. Déjame que te cuente la metáfora Mindfulness del lago calmado que te ayudará a relajar a los niños nerviosos y estresados.

La metáfora Mindfulness del lago calmado para los niños

Cómo es la metáfora mindfulness del lago calmado

Una mente cansada y estresada es una mente poco creativa que no encuentra soluciones a los problemas. Por ello, explicar a los niños la importancia de controlar la mente y tenerla calmada resulta fundamental si queremos educarlos en la gestión de las emociones y convertirlos en adultos funcionales. Y, una vez más, el Mindfulness está de nuestro lado.

Para que los niños y niñas puedan comprender el concepto y la importancia de una mente calmada, la metáfora del lago calmado es una de las mejores. Se trata de una técnica Mindfulness que resulta de gran ayuda para ayudar a los niños nerviosos.

La metáfora es una pequeña meditación guiada en la que debemos pedirles a los niños que imaginen un lago muy alterado, en el que las aguas están turbias por el movimiento y del que no podemos ver el fondo. Ahora, vamos a decirles que la solución a sus problemas se encuentra en el fondo de este lago, pero que no pueden verla dado el color de las aguas.

Seguidamente, vamos a pedirles que visualicen el mismo lago, pero en calma. Las aguas son claras y transparentes, lo que nos permite ver el fondo del lago: donde está la solución. En este punto, es crucial hacer hincapié en la claridad del lago, la misma claridad que obtendrán ellos cada vez que su mente esté en calma y tranquila.

Gracias a esta sencilla visualización Mindfulness, los niños nerviosos podrán aprender a autogestionar su estrés y momentos de intranquilidad.

[Leer +: Ejercicio Mindfulness para adolescentes]

Las energías para los padres y los niños nerviosos o estresados

Las energías de los niños nerviosos y estresados

Acabar con el estrés y los nervios es algo bastante simple si tenemos las herramientas adecuadas. Hay una gran cantidad de técnicas que nos permiten trabajar en todas nuestras energías, consiguiendo así un mayor equilibrio y cuidando nuestra salud mental. Estas cuatro energías descritas a continuación, ayudarán tanto a los padres como a los niños nerviosos.

1. La energía física - El ejercicio físico es nuestro botón de pausa

La energía física no es otra cosa que llevar a cabo actividades que impliquen el ejercicio físico, la activación del cuerpo.

Mediante la práctica deportiva, no solamente mejoramos nuestra salud física, sino que podemos desconectar del día a día. El ejercicio nos ayuda a tener unas horas para nosotros y nos ofrece la pausa que tanto necesitamos para volver a reiniciarnos y obtener energía para poder seguir con nuestro día a día. Aprender a activar el botón de pausa es esencial cada vez que sintamos que estamos al límite.

2. La energía emocional - Equilibrio entre los pensamientos positivos y negativos

La energía emocional está relacionada con nuestros pensamientos positivos y negativos: si todos nuestros pensamientos son negativos, difícilmente podremos llegar a encontrar soluciones a los problemas y, mucho menos, vamos a poder disfrutar de nuestra vida. Sin embargo, sabemos que alejarlos de nuestra mente no es tan fácil.

Para encontrar el balance entre los pensamientos positivos y negativos hay un ejercicio muy simple que podemos hacer en cualquier momento. Además, es tan simple que podemos realizarlo también con los niños cada vez que estos entren en un espiral de negatividad o se sientan abatidos y cansados. También les resulta de gran ayudar en el caso de los niños nerviosos que necesitan encontrar la calma.

Como hemos dicho, este ejercicio Mindfulness puede llevarse a cabo en cualquier momento, pero hacerlo antes de irse a la cama nos ayudará también a conciliar el sueño más rápidamente. Una vez tengamos a los niños en la cama, podemos pedirles que nos hablen de los pensamientos negativos que tienen uno a uno y, para cada uno de ellos, deben pensar en tres de positivos. Puede que, al principio, les sea algo complicado, pero con práctica encontrarán rápidamente pensamientos muy positivos, cosas buenas que les han pasado a lo largo del día.

Además, también podemos ampliar este ejercicio si anotamos los pensamientos en un diario. De este modo, a final de semana, por ejemplo, podremos leer todo lo que hemos apuntado en él y nos daremos cuenta de que hay mucho más de lo que pensamos por lo que podemos estar agradecidos y contentos.

Niños con estrés y nervios

3. La energía espiritual - Lo que nos mueve

Cuando hablamos de energía espiritual estamos hablando del por qué hacemos las cosas, del para qué. Esta energía está muy vinculada a nuestras creencias y a nuestros valores, por lo que se trata de mantener una sintonía entre lo que hacemos y lo que pensamos y lo que sentimos. Para sentirnos bien, es fundamental hacer aquello que esté alineado con nuestros valores. Cuando esto no se da, tanto a nivel de los adultos como de los niños, tenemos como resultado más estrés y nervios.

[Leer +: Mindfulness para niños con miedo]

4. La energía mental - Mindfulness y meditación

Por último, la energía mental es aquella que está relacionada con la atención plena, la meditación y con la gimnasia mental. Es fundamental tener la mente abierta y tranquila para poder sentirnos en paz y disfrutar de los momentos. En este caso, se trata de ir entrenando la mente con la finalidad de poder superar todos los retos con los que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra vida.

Trabajar las cuatro energías que nos conforman como personas es esencial si queremos poder vivir la vida sin estrés y mucho más plenamente. Por ello, hay ciertas técnicas y ejercicios que podemos incluir en nuestro día a día, además de poder llevarlas a cabo junto a los niños más nerviosos.

Cuentos para relajar a los niños

Puedes leer más artículos similares a Metáfora Mindfulness del lago calmado para relajar a niños nerviosos, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: