Mindfulness para dormir a los niños. Ejercicio de meditación guiada

Propuesta de visualización o ejercicio de atención plena para relajar a tus hijos por la noche

Isabel Bersabé
Isabel Bersabé Neurodocente

El mindfulness, comúnmente conocido como atención plena, es una práctica con muchos beneficios para los adultos y para los niños: permite controlar el estrés y la ansiedad, favorece el autoconocimiento (desarrollando la inteligencia emocional), ayuda a solucionar problemas de insomnio... Además, el mindfulness aumenta la capacidad de concentración, potencia la creatividad y mejora la memoria de trabajo, entre otros. En este caso, te proponemos un ejercicio de meditación guiada para dormir a los niños de una forma más relajada.

La respiración y el mindfulness para los niños

Hacer mindfulness para dormir a los niños

Las visualizaciones o meditaciones guiadas son una parte importante del mindfulness, puesto que guía a la persona hacia estado de conciencia plena, permitiéndole desarrollar un correcto patrón de respiración.

Los bebés, cuando nacen, poseen una respiración diafragmática. Sin embargo, ya se encuentran casos a temprana edad, de niños y niñas que a los 3 años han cambiado su patrón respiratorio (respiración de pecho) por alguna circunstancia que han podido experimentar hasta ese momento.

La base de la vida, y también del mindfulness, es la respiración. Una respiración correcta es clave para favorecer la atención plena y para favorecer una correcta pronunciación de fonemas. Además, se ha comprobado científicamente, que un adecuado patrón respiratorio nasal - diafragmático evita contracturas musculares.

Un ejercicio de meditación guiada para dormir a los niños

Ejercicio de meditación guiada con los niños

Dado lo mucho que puede ayudar el mindfulness a tu hijo, en Guiainfantil.com hemos preparado una visualización inspirada en el bar y los barcos. Es un ejercicio de meditación guiada muy útil para relajar a los niños antes de dormir.

Esta visualización guiada es ideal para iniciarse en mindfulness y, así, conectar con la respiración. Es importante que la práctica se realice de forma conjunta (padre-madre-hijo/a) y sea participativa. Solo cuando el niño o la niña ya lo haya integrado, podrá utilizarla con autonomía, pero para ello, hacen falta algunas sesiones previas que hayan sido vivenciadas conjuntamente. Esto favorece también el vínculo.

El acompañamiento en la gestión emocional a la infancia, debe estar presente siempre, y el mindfulness brinda una maravillosa oportunidad para ello, desde la calma.

Cómo usar esta visualización guiada inspirada en el mar

Atención plena para dormir a tus hijos

Como ya te hemos explicado, es muy importante que este ejercicio de meditación guiada lo hagáis en familia, sobre todo las primeras veces que se lo pongas a tus hijos. En caso contrario, los niños no podrán aprender a sentir su respiración y no podrán beneficiarse de esta relajación previa a dormirse.

Podéis hacer este ejercicio de mindfulness de muchas formas diferentes. De hecho, está bien que probéis distintas posturas y distintos momentos para que encontréis el que mejor se adapta a vuestras necesidades y gustos.

[Leer +: Ejercicio de mindfulness contra el estrés infantil]

Habrá familias que se encuentren más cómodas practicándolo al final de la tarde, para ir bajando el ritmo de los niños y que vayan preparándose para irse a la cama. Sin embargo, en el caso de otras, podrían preferir realizar este ejercicio en vídeo una vez que los pequeños ya están acostados.

De la misma forma, podéis sentiros más cómodos practicándolo sentados en el sofá (manteniendo una buena postura) o en el borde de la cama. Pero habrá quienes prefieran practicar el mindfulness tumbados en la cama o, incluso, sobre una esterilla en el suelo.

Recuerda que, sin embargo, al tratarse de una visualización guiada que tiene el objetivo de que los niños sean conscientes de su respiración y, de esta forma, se relajen y se vayan preparando para dormir más rápido y mejor, hay que buscar un entorno tranquilo y sin estímulos. Esto significa que hay que apagar la televisión, poner en silencio los teléfonos móviles para que no nos interrumpan, bajar la intensidad de la luz, buscar una buena temperatura en la que nos sintamos cómodos...

Una vez que estéis preparados, solo tenéis que darle al play en el vídeo dejaros llevar por las palabras y los sonidos marítimos de esta meditación guiada.

Los muchos beneficios del mindfulness para los niños

Cuáles son los beneficios del mindfulness

Para conocer de una forma general algunos de los beneficios del mindfulness, nos fijamos en el estudio 'Mindfulness y educación' de Inoé Fernández para la Universidad de Navarra (España).

- Entre los beneficios cognitivos, se ha demostrado que el mindfulness mejora la atención y la concentración, tanto de niños como de adultos. Incluso, es muy útil para aumentar la velocidad con la que procesamos una información a la que nos exponemos.

- Si nos fijamos en los beneficios afectivos y psicológicos, podemos establecer que la atención plena ayuda a reducir el estrés y ansiedad. Es una gran herramienta para evitar sentirnos desbordados por ciertas emociones o pensamientos. Gracias al mindfulness podemos desconectar de las preocupaciones que vamos rumiando en el día a día. Además, los expertos señalan que practicar mindfulness nos hace más resilientes.

- Además, entre los beneficios fisiológicos de la práctica sostenida de la meditación guiada destacamos: el cambio en algunas de las conexiones del cerebro, el fortalecimiento del sistema inmunológico...

¡Vamos a hacer mindfulness!

Puedes leer más artículos similares a Mindfulness para dormir a los niños. Ejercicio de meditación guiada, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.