3 posturas de yoga para niños con estrés - Actividades de relajación

Los ejercicios de yoga infantil que ayudan a los niños a estar más tranquilos

Los niños también pueden padecer de estrés o ansiedad, ya sea por el exceso de tareas, las actividades extraescolares o debido a problemas familiares. Por eso te contamos cómo hacer paso a paso 3 posturas de yoga para reducir el estrés y la ansiedad infantil en casa. ¿Preparados para empezar con las actividades de relajación?

Beneficios del yoga para los niños que tienen estrés

Las posturas de yoga para niños que tienen estrés

Gracias a los ejercicios de yoga como los que vas a ver a continuación tanto nuestros hijos como nosotros mismos nos vamos a sentir mucho más relajados y serenos, pero estos no son los únicos objetivos que alcanzaremos:

- Trabajar la meditación y la concentración
Cuando vemos a los hijos alterados debemos proporcionarles las herramientas adecuadas para que se sientan mejor y, sobre todo, más relajados. Sentir y vivir el momento presente ayudará a los adultos y niños con estrés

- Activar el sistema nervioso para sentirnos en calma
Si el niño siente que llega a un estado de relajación, él mismo usará el yoga en otros momentos de su vida en los que sientan estrés.

Recuerda que estas posturas de yoga se pueden hacer en casa y en el colegio; tan solo necesitamos un lugar tranquilo y una esterilla. Es importante acompañar cada ejercicio con la respiración, ya que es lo que nos hará conectar con nuestro mundo interior y tomar conciencia de nuestro cuerpo. Y esta es una lección muy importante que debemos enseñar a los niños.

Primera postura de yoga - La respiración del leñador

Respiración para niños con estrés

Comenzamos la relajación y la meditación con una respiración muy potente. A través de la respiración del leñador, vamos a activar la zona de nuestro diafragma y para ello vamos a coger aire y sacar toda la energía negativa que nos hace sentir estrés.

Flexionamos las piernas un poquito, ponemos la espalda recta, cogemos aire, juntamos las palmas y llevamos los índices al cielo. Según cogemos aire elevamos los brazos y curvamos ligeramente la espalda. Para soltar el aire bajamos los brazos al suelo y dejamos caer nuestra espalda de forma redondeada.

Permanecemos en esta postura de yoga tan relajada unos instantes, cada uno a su propio ritmo, y vamos cogiendo aire de nuevo para repetir el ejercicio, unas tres o cuatro veces. Al levantarte eleva lo último la cabeza para evitar marearte. ¿Crees que tus niños ya se sienten más relajados?

Segundo ejercicio para niños - Meditación budista en activo

Meditación y yoga para niños estresados

Esta meditación budista en activo es de gran ayuda para bajar el estado de excitación y, por tanto, ayudará a los niños con estrés a sentir una mayor relajación. Podemos hacer yoga todos juntos o bien decirle al niño que puede realizarla en su habitación si así se siente más cómodo y concentrado.

La meditación budista empieza en las manos. Ponemos una sobre la otra y las colocamos en el pecho. Ahora damos un paso hacia adelante y ponemos la mano derecha también hacia delante, en ese momento sacamos el aire activamente, que se escuche. Repetimos ese paso hacia atrás, hacia un lado y hacia el otro. Después haremos lo mismo con la pierna y el brazo izquierdo. Cuando ya le has cogido el truco prueba a cerrar los ojos para concentrarte más en la respiración.

Puedes hacer con los niños esta postura de yoga tantas veces como quieras; cuanto más la repitas, siempre de forma pausada, mejor te vas a sentir. Procura que tu ritmo sea cada vez un poquito más lento y acompasado. Tan solo escucha tu respiración, ahora sin estrés, y lo que trata de decirte tu mente. Poco a poco ves parando hasta detenerte del todo para volver a colocar las palmas de tus manos sobre tu pecho, si lo deseas puedes balancear tu cuerpo de lado a lado y, ahora sí, abre los ojos despacio.

Tercera postura de yoga contra el estrés - Relajación de pie

Yoga para niños estresados

El tercer ejercicio de nuestra sesión de yoga para niños como el estrés va a consistir en una relajación en activo y de pie con las piernas un poco flexionadas y la espalda relajada, pero recta. Cierra los ojos de nuevo y mece suavemente tu cuerpo de lado a lado, siente tus pies, deja tus hombros relajados y siente el tacto de tus manos sobre los muslos.

[Leer +: Beneficios del yoga para los niños]

Es momento de conectar con tu mente, con tu cuerpo y tu yo interior, de pensar en ti, de escuchar lo que los sentidos te quieren decir, de prestarte atención solo a ti. Mueve tus caderas y balancea tus brazos al mismo ritmo, permite que tu cuello se acompase a los movimientos que va marcando tu propio cuerpo. Ahora lleva el movimiento adelante y atrás levantando los talones. En este instante no hay nada más, solo importa tu bienestar. Detén este movimiento y dibuja círculos con el cuerpo.

Para terminar con los ejercicios de yoga para niños coloca las manos sobre tu pecho y ve tomando conciencia de tu cuerpo, abre los ojos despacio y nota cómo tu estado de agitación y estrés se ha transformado en una agradable sensación de bienestar que te acompañará durante todo el día.

Puedes leer más artículos similares a 3 posturas de yoga para niños con estrés - Actividades de relajación, en la categoría de Deportes en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: