Posturas de yoga para niños con animales - Relajación y juegos en casa

Ejercicios de yoga infantil - Postura del gato, asana de la cobra, postura de relajación...

El yoga es una de las actividades más practicadas en la actualidad para conseguir estos momentos de descanso y de relax que todos necesitamos. Es una práctica muy recomendada para todas las edades y que podemos extender también a los más pequeños de la familia. Te proponemos posturas de yoga para niños de animales para pasarlo en grande mientras hacemos ejercicio y hallamos la calma interior.

Consideraciones antes de empezar con el yoga para niños

Yoga para niños con animales

Como sucede con cualquier actividad deportiva, antes de empezar con las sesiones de yoga hay dos consideraciones que debemos tener muy en cuenta:

- En primer lugar, debemos calentar con los niños antes de hacer una práctica de yoga para facilitar las posturas de que se van a adoptar durante la sesión.

- En segundo lugar, debemos tener en cuenta que, cada vez que hagamos un asana (o postura de yoga), debemos realizar la postura del descanso. Se debe evitar pasar de asana a asana directamente.

Posturas de yoga infantil para empezar el calentamiento

Ejercicios o asanas de yoga infantil

Para iniciar el calentamiento con los niños previo a nuestra sesión de yoga, vamos a empezar por cerrar los ojos y adoptar la postura del diamante: sentados sobre los talones y con las manos en namasté.

Empezamos con un pequeño escáner corporal imaginándonos una pequeña luz que recorre todo nuestro cuerpo, desde los pies hasta la cabeza. Debemos concentrarnos en nuestra respiración y notar cómo el aire entra, recorre nuestro cuerpo y sale.

Luego, soltamos los brazos y los elevamos hacia el cielo. Los llevamos delante de nosotros y sentimos el estiramiento por todo nuestro cuerpo. Y, acabamos en la postura de los cuatro apoyos. Ahora, tanto los niños como los adultos estamos listos para hacer una pequeña sesión de yoga con posturas de animales.

Ejercicios o asanas de yoga con animales para niños

Posturas de yoga para niños con animales divertidos

A continuación te explicamos cómo son las siguientes posturas de yoga para niños de animales. Todas ellas son muy sencillas, pero es importante enseñar a nuestros hijos e hijas a hacerlas bien para evitar que se hagan daño.

Postura de la vaca para hacer con los niños en casa

Para empezar con esta postura de la vaca, debemos ponernos en la postura de los cuatro puntos de apoyo. Las muñecas deben estar bien situadas debajo de los hombros y las rodillas bajo las caderas. Luego, elevamos el sacro hacia el cielo y metemos la panza hacia dentro, como si fuéramos una vaca.

[Leer +: Ejercicio grabado de Mindfulness para niños]

La postura del gato de yoga infantil

Para pasar a la postura de yoga del gato, debemos curvar la espalda hacia el cielo. Este movimiento se debe repetir tres veces y, es más divertido, si hacemos que los niños reproduzcan los sonidos de estos animales. Y, ahora, volvemos a la postura de descanso.

Ejercicio de la cobra de yoga

Para empezar con la postura de yoga de la cobra, debemos deslizarnos por la esterilla hacia delante hasta que todo nuestro cuerpo quede tumbado en la esterilla. Después, debemos llevar el pecho y la frente al suelo y dejar las manos a los lados. Elevamos suavemente la cabeza y subimos el pecho como si fuéramos una cobra real. Movemos la cabeza hacia ambos lados y volvemos a bajar muy lentamente hasta la postura de descanso.

Yoga para niños de animales - Postura de la rana

La postura de la rana nos ayuda a estirar la zona de las caderas y la parte inferior de los muslos.

Para empezar con esta postura de yoga de animales, debemos llevar los pies hacia delante con las plantas bien apoyadas en el suelo. Si a los niños les cuesta mantener la postura correcta, puedes ayudarlos con un almohadón o doblando la esterilla. Todo el cuerpo debe estar alineado y llevamos las manos al pecho con la postura de Namasté.

Postura de relajación o del cadáver para hacer con los niños

La postura que más ayuda a relajarse es conocida como la postura del cadáver. Es ideal para acabar con nuestra sesión de yoga para niños y volver a nuestros quehaceres mucho más relajados.

Para realizar esta postura, debemos tumbarnos sobre la esterilla con las piernas bien rectas y los pies mirando hacia arriba. Luego abrimos los brazos con las palmas mirando al cielo.

Cerramos los ojos y dejamos la cabeza bien recta. Respiramos muy tranquilos y prestando atención a nuestras inhalaciones y exhalaciones, y empezamos con nuestro escáner corporal visualizando una luz de calor que recorre todo nuestro cuerpo. Recordad que el escáner corporal debe empezar por las puntas de los pies, subir por las piernas, los brazos y finalizando en la cabeza.

Desde esta postura de relajación, respiramos sin forzar la respiración y sin ejercer ningún control sobre ella. Debe ser lo más natural posible. Ahora, es momento de llevar las rodillas hacia el pecho y balancearnos tranquilamente de lado a lado. Y, poco a poco, vamos recuperando nuestra postura de meditación para terminar con la clase.

Ahora que ya conocéis algunas de las posturas de animales más fáciles y divertidas de yoga para realizar con los niños, os animamos a que las probéis. Veréis como el yoga se convertirá en una de las actividades más divertidas para los pequeños de la casa.

Puedes leer más artículos similares a Posturas de yoga para niños con animales - Relajación y juegos en casa, en la categoría de Deportes en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: