3 sencillas posturas de yoga para mejorar el equilibrio de los niños

Estos asanas de yoga infantil ayudarán a mejorar la postura de tus hijos

La actividad física durante la infancia es de gran importancia para asegurar un excelente estado de salud para los niños durante su etapa de adolescencia y adultez. En esta ocasión te proponemos un ejercicio de yoga perfecto que, además, es de gran ayuda para el desarrollo de la psicomotrocidad de los niños. Te proponemos tres posturas de yoga con los que podrás mejorar el equilibrio de los niños.

Las tres posturas de yoga que te sugerimos son la asana del árbol, el guerrero III y la posición del águila. Todas ellas son posturas sencillas, para niños principiantes en el yoga, por lo que les resultará muy entretenido y llamativo. Sin darse cuenta, estarán ejercitándose para mejorar su equilibrio.

Posturas de yoga para mejorar el equilibrio - Asana del árbol

Las posturas de yoga para el equilibrio de los niños

También conocida como 'Vrksasana', la postura del árbol es un excelente ejercicio para fortalecer el equilibrio en los pies, al otorgar resistencia a las plantas de los pies. Los niños pueden hacer este ejercicio de diferentes formas, dependiendo del nivel de balance que posean los más pequeños. Por ejemplo, se puede hacer sosteniéndose sobre una pared hasta que sean capaces de hacerlo sin apoyo.

Esta postura de yoga infantil se realiza con diferentes niveles:

- Apoyando todo el peso del cuerpo en la pierna derecha y luego flexionando la pierna contraria hacia el lado, de manera que el pie izquierdo quede apoyado en el tobillo derecho.

- Cuando los niños han dominado esta postura pueden avanzar a la siguiente, donde llevan el pie izquierdo hacia el gemelo derecho. Es muy importante tener en cuenta que el pie nunca se coloca en la rodilla, porque podemos maltratarla.

- El nivel más avanzado de esta postura del árbol es cuando llevamos el pie izquierdo hacia el muslo derecho y juntamos las manos en el pecho, en forma de oración.

- Miramos a un punto fijo para concentrarnos en mantener el equilibrio. Si los niños están cómodos, pueden extender los brazos y mover las manos, como si fueran las ramas de los árboles. Luego repetimos el mismo paso, con la pierna izquierda.

Postura del guerrero III para hacer con los niños - Yoga infantil

Mejorar el equilibrio de los niños con el yoga infantil

¡Vamos con la siguiente postura de yoga para que los niños mejoren su equilibrio! Seguimos con el ejercicio llamado 'Virabhadrasana' o la asana del guerrero 3. Esta es una postura que también trabaja el equilibrio, pero en todo el cuerpo, colocando un mayor énfasis en la parte superior de las piernas y el tronco. De manera que los niños tengan fortaleza en sus espaldas y piernas.

- Primero hay que colocarnos al principio o en el medio de la yoga mat. Se llevan las manos hacia el pecho en el saludo de 'namasté' o rezo, poco a poco se lleva la rodilla izquierda hacia el pecho, con el pie plano flexionado.

- Si los niños no pueden mantener la postura, pueden flexionar la pierna derecha. Ahora viene la parte compleja. Exhalando, hay que llevar el pecho hacia adelante, con la espalda recta, mientras al mismo tiempo la pierna izquierda se va hacia atrás en flex. Como si quisiéramos dar una patada hacia la pared.

[Leer +: El yoga en el embarazo]

- Así, los niños podrán sentir cómo su cuerpo se estira por completo y el abdomen se siente duro. Luego nos devolvemos, llevando la rodilla hacia el pecho y enderezando la espalda.

- Cuando tus hijos logren dominar este ejercicio pueden jugar al balance, yendo de atrás hacia adelante en esta postura hasta donde puedan. Recuerda que hay que repetir el proceso con la pierna contraria.

Yoga para niños - La postura del águila

La postura del águila del yoga para los niños

Conocida como 'Garudasana', es una postura que no solo ayuda con el equilibrio, sino a tener una postura correcta y coordinación entre los hemisferios izquierdo y derecho del cuerpo. Ayudando con la motricidad fina y gruesa en los infantes.

- Comenzamos llevando el peso a la pierna derecha, colocamos las manos en la cintura mientras flexionamos la pierna izquierda hasta llevar la rodilla al pecho.

- Este paso es un poco enredado en toda su definición. Flexiona ligeramente la pierna derecha e imagina que eres un tornillo, por lo que tu pierna izquierda debe rodear por encima a la pierna derecha.

- Ahora dile a tus niños que lleven los brazos hacia adelante y luego flexionen para llevar el brazo derecho sobre el izquierdo. De nuevo como si fuese un tornillo. Sal de la postura con suavidad y repite con la otra pierna.

- La postura final es rodear por completo la pierna, de modo que el pie izquierdo quede detrás del gemelo derecho. Pero podemos iniciar dejando el pie izquierdo a un lado, sin flexionar tanto la pierna derecha y luego animar a los niños a que lo intenten poco a poco hasta llegar a completar el ejercicio avanzado.

El yoga es una alternativa divertida para animar a los niños a hacer ejercicio, porque es entretenido, dinámico y muy retador. Ayudando a subir su confianza propia y tener un ánimo más positivo. ¿Te atreverías a intentarlo?

Antes de terminar, hay que resaltar algo importante: hay que acudir con un experto en el tema, ya que podrá guiar a tus hijos en la forma correcta de realizar las posturas, con paciencia y a su ritmo, para prevenir algún tipo de lesión y que puedan recordarlo con efectividad a futuro.

Puedes leer más artículos similares a 3 sencillas posturas de yoga para mejorar el equilibrio de los niños, en la categoría de Deportes en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: